30 julio 2009

CANIBALISMO HIGH-TECH

Este mes de julio se ha cerrado un círculo. A principio de mes hallaron en Atapuerca los restos de lo que parece ser el ejemplo más antiguo de canibalismo humano. Y anteayer estrenaron en Telecinco lo que sin duda es el ejemplo más moderno de canibalismo humano. Los yacimientos de la sierra de Atapuerca y el vertedero de Telecinco, un trozo de húmero fosilizado y “Factor ADN”, la paleontóloga Gala Gómez y la presentadora Lucía Riaño, todos unidos por un lazo invisible que abarca 1,3 millones de años. Si es que se le saltan a uno las lágrimas cuando se entera.

El húmero presenta las típicas marcas que realizaban nuestros tatarabuelitos cuando intentaban extraer la médula del interior de los huesos para zampársela. Ya se habían encontrado antes marcas similares en otros huesos humanos más recientes, y en Atapuerca hay varios ejemplos. Lo que ha hecho este descubrimiento es retrasar hasta los 1,3 millones de años el inicio de lo que parece una costumbre sólidamente asentada en nuestro linaje evolutivo: el canibalismo gastronómico. También en “Factor ADN” se encuentran las típicas marcas que realizan nuestros contemporáneos cuando intentan aprovechar hasta el tuétano las miserias humanas de los invitados al plató. Lo que ha hecho su reciente estreno es actualizar hasta hoy lo que es sin duda una tradición sólidamente asentada en nuestra especie: el canibalismo económico.

Los operaciones de descarnamiento y rotura ósea se realizaban hace 1,300 millones de años con útiles de piedra. Eran herramientas líticas eficaces, pero rudimentarias si las comparamos con las modernas técnicas que se utilizan en “Factor ADN”. Ahora hacen pruebas genéticas de ADN para realizar “match biológicos” a niños adoptados, padres desconfiados o familiares perdidos. El descuartizamiento ‘high-tech’ no evita que la antropofagia siga dando repelús, pero es tan sofisticado que mola un montonazo.

1 comentario:

Elenía dijo...

Ahora mismo estaba viendo un episodio de Bones sobre canibalismo humano (en un pueblo llamado Aurora, nada de esa horrible tercera temporada con Gormogón).

Quizá sigamos siendo caníbales, sólo que reemplazaremos comer médula por comernos la dignidad y la privacidad de otros seres humanos. Vale que no son entres materiales, pero eso no les resta importancia. En cuanto a ese programa pues en fin, no tengo mucho que decir porque últimamente no hago más que ver la FOX y Calle 13. No me gusta la tele basura.

Por cierto Antonio, ¿has visto Miénteme (Lie to me) en FOX? ¡Qué buena es! Seguro que si la ves de mayor quieres ser como el prota.

Buen verano :)