25 mayo 2010

DÍA DEL ORGULLO FRIKI

Podemos estar tranquilos. En el Reino Unido no triunfa ningún programa de televisión en el que varios personajes compitan ante las cámaras a ver quién es el mejor enhebrando agujas. Así que no hay una gala semanal con nominados, expulsados y ganadores que haga feliz a los frikis que consideran que enhebrar agujas es lo máximo.

Podemos estar tranquilos porque en el Reino Unido tampoco hay ningún programa de televisión en el que varios personajes compiten ante las cámaras a ver quién es el mejor aparcando camiones de cuatro ejes. Así que tampoco hay una gala semanal con nominados, expulsados y ganadores que haga feliz a los frikis que consideran que aparcar camiones de cuatro ejes es lo mejor de lo mejor.

Lo mismo ocurre con la escultura en pastillas de jabón, la caza de moscas con la mano izquierda y la fabricación de regalos hechos con macarrones para el día de la madre. Hay gente pa tó, pero no hay una cantidad suficiente de frikis para alcanzar la masa crítica que permita triunfar el programa concurso que los haría felices.

Así que viva el día del orgullo friki: no hay peligro de que el país que inventó un programa de televisión en el que varios personajes compitan ante las cámaras a ver quién es el que mejor baila, nos mande programas sobre enhebrar agujas, aparcar camiones de cuatro ejes, hacer escultura en pastillas de jabón, cazar moscas con la mano izquierda o fabricar regalos hechos con macarrones para el día de la madre.

También pueden estar tranquilos los frikis especializados en estas extravagancias. No tendrán su programa en la tele patria, pero así se librarán de que Belén Esteban gane todos esos concursos gracias a los votos en masa del mayor grupo de frikis que hay en España: los frikis capaces de ver este tipo de programas, que están dispuestos a pagar para votar y que consideran que la Esteban es más famosa que Jesucristo y la Virgen María juntos.