17 mayo 2010

EL VERDUGO

Es la versión televisiva de la gota que hace desbordarse al vaso: el telespectador que hace desaparecer un programa de televisión. ¿Puede ocurrir? ¿Puede una sola persona zapear despreocupadamente, dejar de ver el espacio que llevaba viendo en sus anteriores emisiones y provocar que quede eliminado para siempre de la programación? Sí, pero, claro, hace falta que dicho programa esté en el filo exacto, en el límite apuradísmo de su supervivencia, a un solo espectador de distancia de cruzar la línea de share que separa el ser y el no ser. Hace falta, en definitiva, que estemos hablando de programas como "Tonterías las justas", el magacine de sobremesa de Cuatro conducido por Flo.

Después de que espacios como "Lo que diga la rubia" y aquello que presentaban Joaquín Prats Jr y Raquel Sánchez-Silva (¿cómo se llamaba?) durasen en la programación lo que una mariposa dura fuera del Retiro (¡viva Jorge Drexler!), Cuatro ha conseguido que, al menos, Flo mantenga a flote su espacio durante un par de semanas. Pero, no nos engañemos, sus audiencias están al canto de medio duro, a la piel de un diente, a la luz de un cabello de saltar al otro lado. Una centésima, quizá una sola milésima menos de share, y el Gran Programador estirará su brazo con el pulgar señalando hacia abajo.

Y esa milésima puede ser usted. Si hasta ahora usted era espectador habitual de "Tonterías las justas" debe saber que un descuido, un zapeo tonto, un día de esta semana que aproveche la mejoría del tiempo para salir a tomar un café con amigos durante la sobremesa, pueden convertir el programa de Cuatro en el ex-programa de Cuatro. Usted solo con su dedito sobre el mando a distancia. Pensará durante un segundo "vaya, hoy se me olvidó ver a Flo", leerá al día siguiente que retiran "Tonterías las justas" de la programación y no establecerá ninguna relación de causa-efecto. Pero la habrá habido. Usted habrá sido la gota, el decimal que lo decidió todo, el verdugo.

1 comentario:

Max Estrella dijo...

Pues lo siento por Florentino (no tantoo por su comparsas sobreexcitados)pero si de mi depende... (igual es que quiero que vuelvan a poner Friends en un bucle eterno)