07 mayo 2010

LA PORQUERÍA HUELE; EL DINERO, NO

Son buenos y ya está. Hay que reconocerlo. En Telecinco son los mejores montando un circo de un día para otro sobre una sentencia judicial, los mejores construyendo revuelos mediáticos y los mejores surfeando después sobre su onda expansiva. La Fiscalía Anticorrupción acaba de solicitar tres años y medio de prisión y una multa para Isabel Pantoja y automáticamente Telecinco interrumpe su programación habitual para arrimar el ascua a su sardina. Así que la noche del miércoles emitieron “Ambición rota”, uno de esos tristes espectáculos en los que ladran los despellejadores profesionales que la casa tiene en nómina. Podía haberle tocado presentarlo a Jorge Javier Vázquez, pero se ve que lo echaron al “Pito, pito, gorgorito” y le tocó a Jordi González. Tanto monta.

La pena es que siempre les dé por hacer circos sobre las sentencias judiciales que afectan a otros, por construir revuelos mediáticos sobre personajes que no trabajan en la casa y por surfear sobre ondas expansivas que no les salpican a ellos. A ver, desde que hace apenas un mes comentamos la sentencia que condenó a “Aquí hay tomate” por intromisión en el honor de Félix Rodríguez de la Fuente, y la denuncia de Cristiano Ronaldo a “Sálvame”, pasaron más cosas. El Certamen Miss España anunció que podría una demanda por atentar contra su honor al día siguiente de que “Sálvame” le diera cera. Telecinco fue condenada por emitir en el “G20” de Risto Mejide imágenes de Telemadrid sin tener permiso. El Tribunal Supremo también la condenó a pagar una indemnización de 24.000 euros a José María del Nido, presidente del Sevilla, porque en el tomate dijeron que tenía un hijo en la cárcel. Era mentira pero lo dijeron igual porque eso les ayudaba a ganar dinerito. Está claro: si en Telecinco se animaran a hacer programas sobre su propia porquería podrían ganar tanto dinero como el que se embolsan hurgando en la ajena.