29 octubre 2010

AUDIENCIOLOGÍA

1.- Es necesario pasar de un registro de audiencias basado en cadenas a un registro de audiencias basado en programas. Los espectadores vemos programas de televisión, no vemos cadenas de televisión, y aunque ambos elementos puedan encontrarse en una mayoría de casos muy vinculados, cada vez aparecen más ejemplos de relaciones no exclusivas entre programas y cadenas. En un momento en el que la mayor parte de los canales públicos y privados ofrecen igualmente toda su producción propia en streaming a través de internet parece claro que es muy insuficiente evaluar la audiencia de un espacio únicamente por la cantidad de gente que está viendo en directo su emisión a una determinada hora mediante ondas digitales terrestres.

2.- Vamos, que tiene poca validez decir que el estreno de la séptima temporada de "House" obtuvo 2.449.000 espectadores. Eso sería el número de espectadores que estuvieron el martes a las diez de la noche boquiabiertos ante el primer día de noviazgo entre Cuddy y House. Ahora que hemos encontrado el amor, ¿qué vamos a hacer con él? Pero minutos antes FOX ofrecía el mismo episodio. ¿Cuántos cientos de miles de espectadores ven FOX? Y semanas antes se podía encontrar ese capítulo en la red correctamente subtitulado. ¿Cuántos cientos de miles de espectadores se descargan "House" subtitulado a los pocos días de su emisión en EE.UU.? Y una vez emitido, ¿cuántos cientos de miles de espectadores se descargará "House" doblado al español o lo verá en las múltiples reemisiones de FOX o Cuatro? Un registro de audiencias basado en cadenas nos dice que 2.449.000 personas vieron Cuatro el martes de 22:30 a 23:300 horas. Un registro de audiencias basado en programas nos diría que el primer episodio de la séptima temporada de "House" fue visto por tres millones de personas, o tres y medio, o cuatro millones.

3.- Otro día contaremos por qué es necesario pasar de un registro de audiencias cuantitativo basado en audímetros a un registro de audiencias cualitativo basado en espectadores.