17 octubre 2010

QUE NO TE LLAMEN, BELÉN, BELÉN



Cuidadín, Belén Esteban, cuidadín. Que tu estrella corre peligro de cambiar de ciclo. La noche del viernes tuviste menos audiencia en “Sálvame Deluxe” que la que tuvo tu maridito la semana pasada. ¡Menos! ¿Qué significa eso, Belén? Tus apariciones como jovencita sufridora, esposa abandonada, madre coraje, portada de Interviú, “misslifting sin resolver” y princesa del pueblo funcionaron como se esperaba. Pero tu última advocación como esposa despechada no parece tan milagrosa. Hay menos romeros que visitan tu altar audiovisual, menos seguidores de rodillas tras de ti, menos creyentes en tu nueva imagen policromada. ¿Corres peligro de que los jefazos de la tele ya no te llamen, Belén, Belén?

Y este es un mal momento. Los 33 mineros rescatados esconden un mundo por descubrir, mientras que de ti lo sabemos todo. Tú eres un fenómeno local y ellos lo son mundial. Por ti pujan dos cadenas españolas, por ellos pujan las de todo el mundo. Imagínate el caché que pueden tener. Todos les pedimos (como si tuviéramos derecho a pedirles algo) que sea mantengan limpios, que no se vendan por un plato de piedras preciosas en bandeja de oro sobre un lecho de invitaciones, regalos y dinero fácil. Queremos que se aparten de los focos, vivan con los 500 euros al mes que tenían antes y den al mundo un ejemplo de honradez, serenidad e integridad moral. Pero, ¿y si alguno no es tan tonto y quiere un trozo del pastel? ¿Y si alguno es tan listo como tú y está dispuesto a todo con tal de conseguirlo todo?

Belén, esto tuyo de los cuernos hubiera sido la bomba hace una año, pero, ¿y si a tu público ahora le interesan más los cuernos y las miserias de los mineros que las tuyas, el desierto de Atacama que la finca Ambiciones, la mina San José que el barrio de San Blas? ¿Te imaginas perder tus exclusivas y tener que trabajar para cobrar a fin de mes, caer de princesa del pueblo a currante del sueldo, que no te llamen, Belén, Belén; que no te llamen, Belén, Belén; que no te llamen?

1 comentario:

observador subjetivo dijo...

Os invito a leer este post sobre las dos últimas estrellas mediáticas del país:

http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2010/10/pantoja-esteban-fama-y-ambicion.html