26 octubre 2010

EL CARRETÓN DE LOS FAMOSOS

A ver cómo lo hago. Que no es fácil. Es que otras veces la dificultad está en hablarles de un programa que no vieron y que estuvo bien o mal. Y tengo que contárselo. Así que les digo que estuvo bien por esto o mal por aquello. Y ustedes se hacen una idea y, si les parece, pues otro día lo ven. O no: o deciden no verlo y se quedan tan ricamente. También hay veces que ustedes vieron el programa y leen esto por ver si están de acuerdo o por pasar el rato o porque sí. Pero es que, ay, esta vez es diferente. Y es peor.

Esta vez la dificultad está en hablarles de un programa que ni conocen, ni vieron, ni, que me aspen, creerán que existe. Y yo, ay mísero de mí, les juraré que sí, que existe como decía Platón que existe el Mundo de las Ideas o decía san Anselmo de Canterbury que existe Dios. Pero ustedes dirán que no, que un programa así no puede existir, que a Platón se le iba mucho la pinza y que la demostración de la existencia de Dios de san Anselmo ya no cuela. Así que a ver con qué cara me pongo yo ahora a despotricar contra “El carrerón de los famosos” si nadie va creer que existe un programa así. Si es que hasta cuando escribo la palabra “carrerón” va el corrector ortográfico del ordenador y me la cambia por “carretón”.

Pues les juro que el domingo, de las ocho a las nueve de la tarde, Telecinco emitió una cosa llamada “El carrerón de los famosos” en el que alguno de los habituales frikis contertulios de “Sálvame” (con algún friki más como Yola Berrocal) fueron a correr por un sitio divertidísimo porque había barro y entonces se manchaban y así te podías divertir porque salían sucios y te podías reír y aplaudir y pasártelo bomba durante una hora entera viéndolos ir de aquí para allá salpicándose de barro y todo eso tan simpático. No me miren con esa cara que no me lo estoy inventando. Que sí, que lo emitieron. Que fue anteayer. En Telecinco. Se lo juro.

3 comentarios:

Totelesaris dijo...

Buenas. Quiero decir antes que nada, que no soporto el famoso programa de Telecinco "Sálvame", ya que me parece patético, etc
Por otro lado, el programa "el carrerón de los famosos" no lo he visto, pero me he informado. Me parece una tontería ver a cinco "famosillos" correr entre el barro y hacer el mono, aunque el programa tiene un fin benéfico.
Las reglas del concurso son:
Si los cinco componentes del equipo logran traspasar la línea de meta en el tiempo estipulado, el premio -que donarán íntegramente a una entidad benéfica u ONG- será de 2.000 euros.
Me parece poco útil hacer el tonto delante de las cámaras para poder captar audiencia y ganar millones de euros, y me parece que 2000 euros es una suma muy pequeña, aunque de todas maneras, algo es algo.
Un saludo.

Cantón dijo...

Peor lo pones, Totelesaris. El cebo de la beneficencia para apantallar ideas televisivas ridículas, y en este caso la ridiculez se extiende hasta el importe de la donación.

La era de lo audiovisual da un nuevo sentido al refrán (creo que gallego) que sentencia: nos mean encima y decimos que llueve.

Cantón dijo...

Lo he dicho mal y el verdadero se ajusta aún más: nos mean encima y tenemos que decir que llueve (mexan por nós e inda temos que dicir que chove).