25 octubre 2010

PAJÍN Y EL MIEDO

Señor Oliart, presidente de RTVE, tiene usted un gran servicio que prestar al gobierno de nuestra nación. Como sabe, la televisión juega un importante papel en la difusión del conocimiento y en la divulgación de los rudimentos culturales que se supone que todo ciudadano debe poseer. Además, preside usted una Corporación en la que destaca La 2, una cadena cada vez más empeñada en ser un foro de calidad académica que permita que la ciencia y la cultura puedan llegar a cada español que mantiene con sus impuestos las cadenas de la televisión pública.

Iré al grano. La ciudadana Leire Pajín ha sido vista varias veces usando una pulsera Power Balance, producto pseudomédico milagroso cuyo carácter fraudulento reduce su público a personas sin ninguna formación científico-médica o con pocas, pero que poquísimas, luces. Esto no sería problema si Pajín fuera registradora de la propiedad, agente de seguros o taxista, pero se da el caso de que tal ciudadana es la minista de Sanidad del Estado Español. Que un ministro consuma productos pseudosanitarios milagrosos es un gran escándalo. Pero que ese ministro que promociona con su uso productos pseudosanitarios fraudulentos sea el de Sanidad es un bombazo sólo comparable a que un analfabeto fuera ministro de Cultura, un pirómano forestal tuviera la cartera de Medio Ambiente o un astrólogo dirigiera el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Y aquí entra usted, señor Oliart, porque hay algo que usted puede hacer para solucionar este problema. Estrenó La 2 hace una par de semanas un estupendo nuevo programa llamado "Científicos de frontera" en donde grandes científicos hablan sobre sus métodos de investigación y sus descubrimientos. Ya hemos aprendido un montón viendo a los físicos Ignacio Cirac y Richard Zarec. Quizá pudiera usted hacer llegar esos programas a Pajín y ésta pudiera alcanzar un nivel de conocimientos sanitarios propios de un chaval que termina la E.S.O. Ha sido nombrada responsable máxima de la sanidad en España y consume productos milagro. Da miedo. Y la ciencia es siempre el mejor remedio contra el miedo.

8 comentarios:

Amarok dijo...

Tenía pensado escribir un artículo en mi blog criticando un poco a esta ministra pero ha recibido ya tantos palos por lo de la pulsera que poco nuevo puedo aportar.

Pero es cierto: ¡qué miedo da que la ministra que debe encargarse del sistema sanitario de nuestro país crea en la efectividad de este tipo de productos milagrosos! Debería estar perfectamente informada de la estafa de las Power-Balance, así que no tiene ningun tipo de excusa para llevar esa pulsera. Una ministra apoyando la pseudociencia: ¡así va España! Fijo que en los próximos presupuestos generales del estado se volverá a realizar un recorte a la investigación científica y empezarán a subvencionar los remedios homeopáticos y demás supersticiones...

david dijo...

Grande Barbacid, grande CNIO y bravo por la cosas bien hechas y por la maravillosa gente que trabaja allí. Un abrazo, Bea, una abrazo Biola.

Anónimo dijo...

Regalo envenenado:

Resulta que nadie se ha comprado la PowerBalance. A todo el mundo se la han regalado. Es chungo reconocer que eres un cateto.

Anónimo dijo...

Bueno pues yo voy a defender a la ministra y a demostrar que la pulserita puede beneficiar al sistema sanitario, he de decir que no creo en nada que no se pueda demostrar y menos aun en productos milagro, pero los que usan la pulsera si creen y hablan de sus bondades, que duermen mejor, que no les duele la espalda.... o sea que no me digais que la pulsera no puede descongestionar un poco la sanidad, aunque sea un placebo, de hecho los placebos se usan en sanidad y dan resultado

Totelesaris dijo...

Querido anónimo número 2, le comento que la pulsera puede tener un efecto placebo, lo que significa que el tu organismo estimula la producción de una parte del cerebro que hace que mejore el bienestar del sujeto.
Pero no me parece razonable, que se vende una pulsera a un elevado precio, y que la publicidad que lleva tras de si, afirme que sirve para mejorar unas características, cosa que no es cierta, en tal caso, debería advertir que es un producto milagro, o que es un placebo, pero no puede anunciarse y venderse como un "medicamento".
Un saludo.

Erosè dijo...

Pues yo creo que la llevó por una apuesta... y la ganó.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo que con la institucionalización de la caspa ministerial a este país futbolero-estebanero solo le falta el Torrente. Con tropa así de bizarra no hay espacio
para los Berlangas, Bardem y/o Azconas.

Amarok dijo...

Vaya, esto pasa por abrir demasiado la boca:

http://www.publico.es/ciencias/343793/la-homeopatia-se-paga-una-catedra-en-la-universidad#commentsContext

¿Qué será lo siguiente?