15 octubre 2010

QUEMADURAS POR FRICCIÓN

Si yo no digo que eliminen para siempre de la programación "Mujeres ricas" y dicten una orden de alejamiento eterno del medio televisivo a todos sus responsables. No. Sólo digo que lo separen de "El intermedio". Que lo separen... no sé... tres, cuatro horas, doce, el tiempo suficiente para que no se produzcan quemaduras por fricción entre la materia que representa Wyoming y la antimateria que constituye esa raza mutante de coleccionistas de mansiones y zapatos que inició su segunda temporada anteayer. No vale, viola todas las leyes del racord televisivo estar durante una hora viendo a Montañez, Wyo y Gonzo dando leña al mono de la derechona más rancia y un minuto más tarde asistir al retrato supercomplaciente y megatuttifrutti de las reinas del sexismo, el liberalismo económico, la frivolidad arrogante y otros colapsos morales. ¿En qué quedamos, señores de laSexta? ¿Son ustedes unos fachas, -"Mujeres ricas"-, o no, -"El intermedio"-?

Puedo aceptar que sean compatibles, -bueno, no, no puedo aceptarlo en absoluto, pero me viene retóricamente bien iniciar la frase así para concluirla luego como tengo pensado hacerlo-, la ciencia y la religión, Bob Dylan y David Bowie, o la izquierda y el nacionalismo, pero aseguro que "Mujeres ricas" y "El intermedio" no sólo son incompatibles, sino que su proximidad provoca un chirrido ensordecedor que atasca el entendimiento. Esas tertulias del TDT Party por las que se zapea con náusea a las 21:30 horas son sin duda las favoritas de las fashion queens gay icons de Chusky Flores y Natasha Pijovna que vemos a las 22:30 horas. ¿En cuál de los dos espacios decís que sale Usun Yoon? ¿"LaSexta presenta ‘El intermedio’" y "LaSexta presenta ‘Mujeres ricas’" no son una vela a dios y otra al diablo, la cabeza metida en un congelador y los pies en un horno para disfrutar de una agradable temperatura media, un tren imparable chocando contra una piedra inamovible? Separen ambos programas o, al menos, dennos a los espectadores de "El intermedio" tapones para los oídos y crema para las quemaduras por fricción.