24 octubre 2010

AYÚDAME, SUPERMÁN



"Oh, Bartolomew, me siento como San Agustín de Hipona tras ser convertido por Ambrosio de Milán", contesta Homer Simpson a su hijo Bart cuando éste le pregunta cómo se siente tras ser bautizado. ¿Quiere eso decir que efectivamente tiene razón el padre jesuita Franchesco Occhetta cuando defiende en "L’osservatore romano" que la familia Simpson es católica? Ni de coña delirante. Repasemos el capítulo. Debido a un equívoco los servicios sociales retiran la custodia de sus hijos a Homer y Marge, que son asignados al cuidado de los Flanders. Bart y Lisa no pueden soportar la religiosidad de sus vecinos. Un día, Ned Flanders descubre horrorizado que los niños no están bautizados y escandalizado se dirige con ellos a un río cercano para bautizarlos él mismo. En ese momento Marge y Homer recuperan la custodia de sus hijos, descubren que Ned se los ha llevado para bautizar y conducen a toda velocidad para evitar que sus hijos ingresen en el cristianismo. Justo llegan cuando Flanders está dejando caer el agua bendita sobre la cabeza de Bart y Homer salta gritando "¡noooooo!" en una parodia del final de "El guardaespaldas". Empuja al niño pero no puede evitar que el agua caiga sobre su propia cabeza, tras lo que comienza a retorcerse desesperado como el T-1000 de "Terminator 2" cuando muere fundido.

De verdad, ¿tan terminal está el catolicismo romano como para alabar una serie de televisión por sus ocasionales referencias a la religiosidad y al cristianismo, sin importarle que tales referencias suelan ser en su mayoría abiertamente sarcásticas y dejen a los sacerdotes y brujos con sus vergüenzas al aire? ¿Homer Simpson, católico, asistiendo semanalmente a oficios protestantes en los que se dedica fundamentalmente a dormir? En la cabecera del "Pravda" vaticano se puede leer el lema "Unicuique suum", -"a cada uno lo suyo"-, que no cumplen ni siquiera hablando de dibujos animados. No es de extrañar; llevan milenios mintiendo, sería difícil que cambiasen ahora. "Normalmente no suelo rezar, pero si estás allá arriba, ayúdame, Supermán" (Homer, de nuevo).

4 comentarios:

danihd dijo...

Muy bueno. A seguir dando caña hasta enterrarlos en el mar.

totelesaris dijo...

Saludos, opino lo mismo que usted, y un ejemplo más sobre una referencia católica en los Simpson es el momento en el que Homer denuncia a la Iglesia y consigue hacerse con las propiedades de esta
. Tras ello, Homer bebe cerveza en el cáliz, canta la famosa canción de Kiss "I was made for loving you", le da la vuelta al crucifijo para utilizarlo como una imitacion de una guitarra eléctrica..., ¿tan seguros están de que Homer es católico?
http://www.youtube.com/watch?v=pu_s121GVjE

Cisne Negro dijo...

Hoy he leído su artículo en la prensa local, y he pensado que valdría la pena escribirle para comentarle que el episodio que usted dice no es al que el padre Occhetta se refería, sino uno de la temporada 16 (la noticia de Efe decía erróneamente que era la sexta), donde Bart es llevado a la escuela católica dominical y, viendo lo que hace su hijo, Homer decide cambiarse. Porque, como usted bien dice, los Simpson son, por lo general, protestantes (bueno, de una rama muy concreta). Hace poco yo también escribí sobre la cuestión. Saludos.

Amarok dijo...

Está visto que últimamente el Vaticano sólo sabe decir chorradas. Los líderes católicos deberían darse cuenta de que tienen un "pequeño" problema y replantearse muchas (o todas) de las ideas en las que se basan.