29 octubre 2010

VIAJE A ÍTACA

Nacer, enamorarse, caminar, es partir a Ítaca. Ver una serie, también. Sabíamos que la boda era la Ítaca hacia la que viajaba “Felipe y Letizia”, así que el motivo para ver el capítulo final no podía ser saber si al fin arribaríamos al puerto de la catedral de la Almudena. Ver que el desenlace era el enlace sólo podía ser el pretexto para hacer el viaje. “No has de esperar que Ítaca te enriquezca: Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje”. Si, Kavafis, pero, ¿y si Ítaca no te enriquece y encima el viaje es un suplicio?

Telecinco pretendía que asistiéramos a las dificultades de un príncipe heredero para hacer su real gana como si tal trance fuera el rito de paso de lo llevaría de la niñez a la madurez, como si se tratase de la caza del león del joven masai que vuelve al poblado convertido en guerrero, como si fuera su particular “23-F” que lo transformaría en el capitán del navío. Y eso es mucho suponer. Vale, ¿entonces por qué lo vio tanta gente? Hay un público incondicional dispuesto a viajar por cualquier hagiografía, por cutre que sea. A él nos sumamos los seguidores de “El Jueves”, “Los Borbones” de “Buenafuente” y las “Celebrities” de “Muchachada nui”. Arrastrados por tanta cutrez, parodia y despropósito fuimos arrojados a las playas de Ítaca.

2 comentarios:

Nitramón dijo...

Es curioso pero hay un tipo de espectador que consume preferentemente aquellos programas que activan su vesícula biliar. La TV va camino de convertirse, si no lo es ya, en ese electrodoméstico que le permite a uno evacuar a sus anchas sus peores humores. Lo que quiere decir que a lo mejor Jorge Javier, sin saberlo, está contribuyendo a evitar la tercera guerra mundial...

theo75 dijo...

Hace tres semanas, en un programa de TV3 un presentador pasó un fin de semana en casa de un famoso sacerdote catalán, mossèn Ballarín. El octogenario cura -que reconoce haber sido más leal a Catalunya que a Dios, que critica a Juan Pablo II por desmontar el concilio vaticano II- miraba Sálvame y, ante una pregunta del presentador respondió que Belén Esteban cumple una función social,la de sacar al idiota que todos tenemos dentro y que, si no, saldría en el momento menos apropiado.

Saludos!