02 agosto 2011

¡MENOS GENTE!

Líbrenme los coros celestiales de comparar a Pedro J. Ramírez, ese señor de tirantes que no es el Gran Wyoming, con Plauto, un señor que nunca usó tirantes porque la túnica con fíbula pitaba más allá por el siglo III antes de Cristo.


Plauto nos dejó en la comedia “Gorgojo” una descripción del perfil (eso que hoy se dice ‘target’) de los habituales visitantes del Foro romano: “Allá, en el Comicio, en donde están sentados los jueces y desde la tribuna en donde hablan los oradores, ves a los perjuros, mentirosos y simuladores; cerca de la estatua de Marsia, abajo en la plaza, los abogados, pleiteantes y testigos; cerca de las tiendas viejas y nuevas frente a la basílica, las rameras, los banqueros, usureros y corredores; en el ínfimo foro, las personas serias y de bien que tranquilamente se entretienen; en el medio, al lado del canal, la canalla, los parásitos que esperan las propinas de los ricos, y los ebrios; en la parte alta, los murmuradores y maldicientes. Detrás del templo de los Cástores y del Vico Tusco, se reúne la gente asquerosa y de mala fama; en el Velabro vemos a los horneros, carniceros, arúspices, jóvenes afeminados; junto a la fuente de Juturna, los enfermos que beben su agua milagrosa; en el cercano mercado del pescado, los sibaritas. Además, por doquiera, una muchedumbre de ociosos y vagabundos, los forenses, que cuando no están ocupados en juegos de azar, se dedican a propagar noticias falsas y juzgan con la mayor ligereza los actos del gobierno...”

Pues resulta que el otro día Paolo Vasile se enfadó con Ramírez por hacer algo parecido con el perfil de los espectadores de Telecinco. No usó las palabras gruesas de Plauto, dijo algo mucho peor: que había miles de personas que no ven Telecinco ni cuando hacen zapping: “Es la primera vez que la cadena más vista es la que llega a menos gente”. Plauto daba caña, pero Ramírez publicó justo las dos palabras que más daño hacen a una cadena que vive de vender espectadores en el mercado publicitario: ¡menos gente!