30 agosto 2011

VIGÉSIMOOCTAVA ENMIENDA

Ha llegado el momento para la vigésimooctava enmienda de la Constitución de los EE.UU. Hemos visto infinidad de veces en las películas cómo un individuo apela a una enmienda para reclamar derechos variados en su condición de ciudadano norteamericano. El derecho a la libertad de expresión. El derecho a disparar una Magnum en Las Vegas. El derecho a un juicio ante jurado en casos civiles. Así hasta veintisiete. Pues bien, ahora yo, como ciudadano de los EE.UU. que no soy, reclamo mi derecho a que el final de las temporadas de mis series favoritas no nos deje en el punto de mayor emoción del momento culminante de la trama. Técnicamente se llama “cliffhanger”. Yo prefiero llamarlo “me-cago-en-la-madre-de-los-guionistas”.

Me refiero a “Falling skies”, excelentérrima serie de ciencia ficción sobre la típica invasión extraterrestres de toda la vida cuyo único defecto consiste en ser demasiado clásica como para llegar a convertirse en un clásico. A algunos amantes del rock and roll no les están apasionando las aventuras de Tom Mason y la Segunda de Massachusetts. A mí, sí. Tanto como para cometer pecadillos que me permitan adelantar la visión de capítulos antes de su emisión en TNT España. Ayer vi el doble con el que termina la temporada y... y... me muerdo la lengua para no spoilear el argumento pero me permito apuntar que todos sus seguidores aullarán de nervios y frustración cuando descubran el terrible cliffhanger final que les hará esperar un año para saber si Tom... si la fortaleza alienígena de Boston... si los puñeteros niños éstos...

Exijo cobertura legal que nos defienda de estos abusos. Tom es un profesor de historia que se pasa la serie invocando la historia de los EE.UU., citando a Lincoln y refugiándose en I.E.S. John F. Kennedy. Pues eso. Vota “sí” a la vigésimooctava enmienda. “Ninguna serie terminará una temporada en un momento de gran emoción obligando a los espectadores a esperar un año para ver cómo continúa la trama”. Este cambio en la Constitución sí que me parece bien.

1 comentario:

Prensa Caliente dijo...

Aunque yo no sigo esta serie, estoy completamente de acuerdo en lo que propones, estoy harta de que los lionistas nos dejen con la miel en los labios en cuanto a las tramas principales, en fin, es una manera de mantener la audiencia para la siguiente temporada y en otros casos para que la serie se vaya completamente a pique.