04 enero 2013

JURAMENTO DEL 4 DE ENERO



Erguido sobre la tierra de los hombres, resuelto en mis actos y dueño de mi destino, profiero a fecha de hoy un propósito que de solemne se vuelve juramento. Con el sol en el orto y blandiendo un puño congestionado por la ira y la vesania, proclamo que estoy hasta el mismísimo culo de los spots publicitarios de grandes empresas que recogen escenas tiernas y humanas, entrañables, de la gente común para vendernos chocolatinas, lavadoras o refrescos de cola. No lo soporto más. Hermann Vaske definió la publicidad como el arte de separar a la gente de su dinero, y que Nestlé lo haga con un anuncio en donde una auténtica empleada cuenta que lo mejor de 2012 fue que superó un cáncer de mama, mientras suena una cancioncina cursi sobre tipografía que imita la escritura a mano y filtros instagram, me parece un uso tan vil de la enfermedad de esa mujer que hará de mi abstinencia de Nestlé una de las mejores cosas de 2013.

Que inventen eslóganes ingeniosos, que saquen a gente en pelota o busquen buenos golpes de humor. Porque, joder, antes lavo a mano mi ropa que comprar una lavadora Balay después del último anuncio vérité en el que un jubilado vuelve a su antigua fábrica para que le abracen todos los empleados actuales y desplieguen una pancarta agradeciéndole los años de dedicación a la empresa -y, de nuevo, guitarrita boba, tipografía informal y manuscrita, filtros con colores pastel-. Créanme, creativos publicitarios, tomarme por imbécil no es una buena estrategia para venderme electrodomésticos. Enfadarme usando la pena y la ternura para conseguir mi dinero, tampoco.

Así que ya se pueden imaginar lo que opino del último -y de casi todos los anteriores- anuncio de Coca-Cola. “Lo que usted llama ‘amor’ lo inventamos hombres como yo para vender medias”, le dice el publicista Don Draper a Rachel Menken en el primer capítulo de “Mad Men”. Erguido sobre la tierra de los hombres, resuelto en mis actos y dueño de mi destino, juro que éste será un año más sin esa chispa de la vida que es el agua con polvitos y burbujas.