02 junio 2013

ESTRENO DE "EL NÚMERO UNO": TRES EXTRACTOS



I. Pitingo a un concursante: “Tienes cara de buena persona, de verdad”. Concursante: “Lo intento, lo intento”. Pitingo: “Pero de... de... de buena persona de.. de... España, de verdad... muy buena gente, coño... Es verdad, si el hombre tiene cara de buena gente, ¿qué le voy a decir al hombre?”. Pastora Soler: “¿Buena gente de España qué es?”. Pitingo: “Buena gente español, coño, humilde, buena gente... buena, ¿no? ¿O qué voy a decir? ¿‘Buena gente de...’? Voy a callar la boca. Tiene cara de buena persona y de verdad me has transmitido esto, que es muy buena persona, muy buena gente y que te tiene que querer mucho tu gente”.

II. Concursante: “Yo he crecido con mis hermanos y poco a poco he ido perdiendo cinco hermanos. No hablamos de uno ni dos, hablamos de cinco hermanos. Mi madre por dentro tiene que estar negra. Porque se supone que en la vida los hijos entierran a sus padres, ¿no? En este caso mi madre ha tenido que enterrar a cinco hijos suyos. Es un poco fuerte. No han sido... digamos... muertes naturales. Han sido un poco negligencias médicas y... bueno... otras cosas”.

III. Paula Vázquez con un vestido gris metalizado hablando en un decorado futurista basado en tonos azules y grises con un melón en la mano: “Melones Bollo, éstos son los buenos. En este programa buscamos el número uno. Si se trata de frutas, si hablamos de melones, Melones Bollo son los primeros de su categoría. Un melón número uno por proceder de variedades escogidas de los mejores campos y sólo cuando están en su punto óptimo de cosecha. Siempre buenísimos, todos los días del año, eh. Yo me voy a mi frutería, me llevo un meloncito Bollo y da igual el que escoja porque es que siempre sale bueno. Nos juntamos todos en casa, lo abrimos y menuda fiesta, ¿ves?, si es que cuesta muy poco sentirse bien. Y es que los melones Bollo son siempre motivo de celebración, con ese sabor de toda la vida. En Bollo, desde 1922, se preocupan de escoger sólo los mejores. Por eso yo siempre elijo melones Bollo. Tú no te equivoques, eh”.