18 junio 2013

HOY ME VOY CON OTRO

¿Perdonaría una infidelidad a su pareja? Mejor dicho, si usted presentara un talk show, ¿perdonaría una infidelidad a un espectador? Concretando un poco más, si usted presentara “El intermedio”, ¿perdonaría que un espectador que le ve todos los días se pasara un único día a la competencia? Refiriéndonos ya a personas concretas, Wyoming, ¿podrías perdonar que yo -que sabes que soy tu mayor fan y te veo siempre con devoción pía y arrobamiento extático- por una sola vez te sea infiel de acto y de pensamiento con Pablo Motos? Dejándonos de rodeos, yendo directamente al grano y soltando el mensaje a quemarropa: Wyoming, este martes paso de ti como de una extracción dental innecesaria y me voy a zampar “El hormiguero” feliz como un resucitado, ya que hoy viene a Antena 3 el mismísimo Steve Carell.

Y yo por Steve Carell ma-to. Más aún, en el paroxismo de mi fervor, por Steve Carell aguanto a Motos dar un nuevo consejo sobre felicidad y crecimiento personal, cantar  “Kumbayá” autoacompañándose a la guitarra o verle sonreír picajoso cuando el efecto científico le sale mejor a él que al invitado. Da igual que el motivo de su visita sea tan absurdo que obligaría a Groucho a releerlo cinco veces -se estrena una peli de dibujos que dobla Carell en la versión original pero que en España se oirá con otro doblaje-, da igual que jamás haya rodado una buena película -bueno, sí, la maravillosa “Pequeña Miss Sunshine”-, da igual que con toda seguridad su paso por “El termitero” será soso como las lentejas de un hipertenso -y si algún grano de sal se deja probar lo habrá echado al plató Steve y no Pablo-. La revista “Life” le nombró recientemente “el tipo más divertido del planeta”, y este blog acostumbra a estar de acuerdo  con la revista “Life”.

Así que, Wyo, hoy me voy con otro. Explícaselo a Sandra para que no se preocupe al notar mi ausencia, pero hazlo después del programa. Si Sabatés se entera antes de que el Michael Scott de “The Office” va a estar en la 3, igual hace como yo y te veo presentando el programa en solitario esta noche. Mejor dicho, estarás solo, pero yo no te veré. Mañana ya sí.