26 noviembre 2013

HOW DOES IT FEEL?


(El clip completo se puede disfrutar aquí)

Sé que es improbable, pero a lo mejor queda todavía alguna persona en España que no ha visto  el nuevo videoclip de la canción “Like a rolling stone” de Bob Dylan, viralizado (perdóname, Cervantes, yo no quería usar esta palabra, pero la vida en ocasiones te obliga a hacer cosas que detestas) furiosamente en la red alrededor de todo el planeta. Supone una gran innovación técnica y conceptual, ya que en realidad se trata de dieciséis videoclips diferentes entre los cuales el espectador puede ir zapeando gracias a unos nuevos botones que aparecen a un lado de la ventana de youtube, por lo que se despliegan infinitas posibilidades combinatorias que hacen que nunca se vean dos veces las mismas imágenes. Además, las dieciséis opciones son dieciséis canales de televisión que se han prestado al juego de hacer que sus presentadores y estrellas encajen el playback de la historia de la Blue Jasmine a la que cantó Dylan en 1965. Como en la televisión real, uno va zapeando por cadenas supuestamente diferentes y, bajo la supuesta variedad de temáticas, se encuentra una y otra vez el mismo contenido latente. Como en la televisión real, se nos pretende transmitir la idea de que la vida es una yuxtaposición de recetas de cocina, partidos de tenis, comedias románticas, subastas de garajes, imágenes sobre los primeros ferrocarriles norteamericanos y teletiendas de aspiradoras de mano. Como en la televisión real, uno tiene la extraña sensación de hallarse corriendo dentro de un bucle interminable: cada vez que vuelve a una cadena se encuentra con lo mismo que se encontró la última vez que pasó por ella.

Eso sí, entre la televisión real y el videoclip de Dylan hay una importante diferencia: cuando uno zapea en la TDT entre canales de teletienda, bricolaje, consejos de maquillaje y documentales conspiranoicos, el contenido constante que se encuentra es una vergonzosa porquería; cuando uno zapea en “Like a rolling stone” entre sus dieciséis canales, el contenido constante que se encuentra es la mejor canción de la historia del rock. Probadlo y me contáis qué se siente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

que bueno
no lo habría visto de no ser por tí
gracias por ser uno de mis blogeros de cabecera
eh! que se te lee hasta en altea
besos M.30 elypesg