17 julio 2014

ASÍ, SÍ, TELEVISIÓN ESPAÑOLA


Así, sí, Televisión Española; así es como hay que actuar. Mucho se ha escrito estas últimas semanas acerca de la crisis que atraviesa nuestra televisión pública desde que el Partido Popular llegó a su poder, y desde estas mismas líneas se han criticado con dureza los gravísimos sectarismos que han conducido a RTVE a cosechar los peores datos de audiencia de su historia,  las denuncias de manipulación más graves efectuadas por los propios periodistas de la casa, el mayor índice de los últimos cincuenta años de proyectos fracasados. Pero por fin parece que los responsables del medio público se han dado cuenta de la necesidad de afrontar en profundidad un giro radical de La 1, una renovación a fondo que responda a lo que la sociedad española está demandando, el arranque de nuevos proyectos arriesgados, innovadores, rompedores, en la línea de las grandes televisiones públicas de nuestro entorno.

Con valentía. Apostando por la vanguardia, por los formatos más avanzados del lenguaje televisivo. Dando plena libertad para que los creadores más sofisticados vayan produciendo lo que será sin duda la televisión del futuro. Y como muestra de esta nueva RTVE que superará la crisis que padece, la cadena ya anuncia el primer espacio que actuará como rompehielos: una gala. Pero no una gala cualquiera, no. Una gala realizada por José Luis Moreno. ¿Demasiado avanzada la propuesta para nuestro tiempo? Pues esperen a conocer a la presentadora de la gala: Ana García Obregón. Así, sin medias tintas, rompiendo amarras con el pasado. ¿Y la estrella de la gala? ¿Qué cantante puede mantener este tono experimental y futurista? Isabel Pantoja. Con un par. El nombre de la gala es “Sábado sensacional” y se emitirá el sábado. La BBC ya ha manifestado su intención de comprar el formato. Porque una televisión pública también debe ocuparse de la educación audiovisual de la ciudadanía que la sustenta. Así, sí, Televisión Española. Ante la mayor crisis de tu historia, por fin has entendido el tipo de soluciones que nuestra televisión pública requiere.