09 julio 2014

MONTAÑEZ, OSBORNE... Y RAFA LOMANA


Lo más sorprendente de “Hable con ellas” es que nadie esté hablando (ni con ellas ni con nadie) de la visita de Rafa Lomana al programa. El tío esperó pacientemente durante una hora a que se resolviera el asunto ese de la apuesta de Beatriz Montañez con Bertín Osborne, que a él ni le va ni le viene, para que le hicieran una entrevista. Pero una entrevista de nivel, que para eso él es la hostia. A Lomana le interesaba que “Hable con ellas” volviera a discurrir por los derroteros habituales del espacio: entrevistas a famosos, entrevistas a famosos vinculados a Mediaset y entrevistas a famosos vinculados a Mediaset promocionando sus programas. Así que no estaba dispuesto a desanimarse por aburridas discusiones de política con hondas implicaciones sociales de ámbito nacional e internacional que afectan a millones de personas. Iba allí a lo que iba y lo conseguiría porque para él nada es imposible y nunca hay que rendirse y ni un paso atrás y hay que ser valientes y siempre adelante y soy el mejor.

En efecto, el tío aguantó como un campeón una hora en la que “ellas” intercambiaban palmaditas en la espalda con Osborne y en la que Montañez se retractó públicamente incluyendo una desaprovechada imitación del rey Juan Carlos (“Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir”. ¿Soy el único que ha notado que a la chica le salió fatal el acento y encima se comió una de las únicas once palabras que pronunció jamás el rey para disculparse por todo lo que haya podido hacer en un reinado y “principado” previo –tras jurar los principios del Movimiento Nacional­– de 45 años?). Al fin la hora pasó y a las tantas Lomana tuvo el premio que esperaba: le hicieron una entrevista ¡colgado boca abajo!

Lomana no perdió el tiempo: habló de sí mismo y su egocentrismo antes, durante y después de colgarse boca abajo. Del enfado con su hermana Carmen Lomana, que es por lo que le llamaron, apenas dijo nada porque nada hay que decir. Mediaset podría sacar más partido a un fantasma así dedicándole un especial en “Cuarto milenio”.