23 julio 2014

EL PROFETA EZEQUIEL EN 13TV

El domingo la programación religiosa de La 2 mejoró la de Dios, con perdón. El proselitismo protestante de “Buenas noticias TV” fue una turra –un publirreportaje gratuito de 15 minutos sobre un centro educativo privado evangelista, con los centros públicos no pasa esto–; pero, ya de noche, TVE caminó con mejor pie por el lado protestante de la Biblia con el documental “American Jesus”.

Desde el yoga cristiano "Cristoga" (“Cuerpo lleno de yoga, alma llena de Cristo”) a los parques temáticos creacionistas con simpáticos autómatas (Noé: “¿Cómo hice entrar a los dinosaurios? ¡El arca era enorme!”), pasando por el rock cristiano, los videojuegos milenaristas en los que organizar milicias cristianas para luchar contra el ejército mundial, el reverendo XXX que recorre las ferias porno con la Biblia actualizada predicando que Jesús ama a los actores porno, el pastor exconvicto que votó por Hillary Clinton convencido de que apretaría el botón rojo y todo volaría por los aires (“Estoy impaciente por ir al cielo”), o el superhéroe Bibliaman y su cinturón de la verdad, coraza de rectitud y casco de salvación.

La cultura pop cristiana es una industria de 7.000 millones de dólares. Un luchador ex Power Ranger, muestra orgulloso su propia marca de ropa "Jesús no se rindió": “Somos la primera y única marca de ropa cristiana para luchadores de artes marciales mixtas”. Predica la Biblia a hostias: “El poder que tengo me lo ha dado Dios, así que no te enfades cuando entro en la jaula: este es mi trabajo”. Hay forzudos que prefieren espectáculos en los que rompen cosas a golpes para difundir que “EEUU no fue fundado para la libertad de todas las religiones, sino para la libertad del judeocristianismo. Yo moriría por mi fe”. En esto le ganó Mack Wolford, que murió como su padre. Predicaban manipulando serpientes de cascabel: “Si dices que crees en algo, tienes que demostrarlo”. Y lo demostraron, los muy gilipollas. El resumen lo hace un reverendo gritando a la multitud: “Dinerooo, ven a mí… ¡Ahora!”. ¿Lo mejor?, un fichaje para analista político en 13TV: “Según el profeta Ezequiel, Rusia e Irán formarán una coalición hacia el final de los tiempos en un intento de conquistar Israel”. Irrebatible.