06 agosto 2014

BECKHAM EN BECKHAM


Harrison Ford deja claro a Anne Heche en “Seis días y siete noches” que la isla en la que ella y su pareja van a pasar unos días de vacaciones es demasiado pequeña como para encontrar nada, y mucho menos el amor. Si no traes el amor puesto de casa, viene a decir el aviador interpretado por Ford, no lo encontrarás en una isla tropical. Y quien dice una isla, dice el Amazonas. Supongo que David Beckham no ha visto “Seis días y siete noches”, así que no sabe que uno no puede encontrarse a sí mismo ni en una isla tropical ni en una selva si no trae ese conocimiento puesto de casa. Por eso “David Beckham en Brasil” (Odisea) fracasa como aventura interior y, por supuesto, como aventura a secas.

Beckham y sus amigos buscan el contacto con la naturaleza y el peligro controlado de una expedición en el Amazonas, pero el futbolista termina cayendo en los topicazos más malolientes del nauseabundo género de famoso-metido-en-una aventura-guay: “Cómo me gustaría comerme un filete con patatas”, “echo de menos una buena ducha”, “echo de menos a mi familia”, “quería tener esta experiencia”, “estoy celoso de la vida sencilla, comer pollo con las manos”, “es genial despertarse en medio de la jungla”… Cuando Beckham mira a la cámara y reflexiona sobre sí mismo, nos revela que “David Beckham en Brasil” es en realidad un documental sobre Beckham rodado en unos decorados exóticos. Es decir, “David Beckham en Brasil” debería haberse titulado “David Beckham en David Beckham” y emitirse en MTV España después de “Alaska y Mario”.

Si Beckham quiere reflexionar sobre algo importante, debería hacerlo sobre la carta que su hijo Romeo le escribió como despedida: “Querido papá, espero que no te coma un hipopótamo”. En Brasil no hay hipopótamos, Romeo. Papá Beckham debería tener cuidado con los jaguares o las serpientes y, sobre todo, con la educación de su hijo Romeo. Porque, a pesar de la visita de Beckham a los yanomani, es probable que Romeo aprenda en casa que, como decía Groucho Marx, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión y una pequeña fortuna.

1 comentario:

Radio Itinerante Creativa dijo...

Escucha esta crítica en la voz del www.laboratorioderadio.com

http://www.ivoox.com/beckham-beckham-audios-mp3_rf_3380974_1.html