04 agosto 2014

LA SEXTA PELOTA


Hace falta sobreimpresionar marcadores a lo largo de los debates de “La Sexta Noche”. Igual que en las retransmisiones de partidos de fútbol. Si durante un encuentro futbolístico nos ofrecen información sobre el tiempo de posesión de la pelota de cada uno de los dos equipos, los realizadores de laSexta deberían colocarnos un cartelín en la pantalla que nos advirtiera de los minutos que han tenido la palabra los dos equipos ideológicos que se enfrentan desde ambos lados del plató. Sería sencillo de hacer y técnicamente posible. Lo cambiaría todo. “Los de derechas: 25,8 minutos - Los de izquierdas: 27,1”.

Y mucho más. Durante las retransmisiones deportivas van apareciendo todo tipo de datos y de estadísticas sobre lo que está ocurriendo en el terreno de juego. Número de faltas, número de saques de esquina, número de fueras de juego. ¿Por qué no sobreimpresionar en “La Sexta Noche” la ficha técnica de cada jugador cada vez que toma la palabra? Supongamos que Paco Marhuenda acaba de intervenir y toma la palabra el miembro del PSOE que se le suele sentar enfrente. Aparece entonces durante los primeros segundos de su intervención su foto oficial y un recuadro en donde se lee en una infografía molona Antonio Miguel Carmona - Tiempo de posesión de la palabra: 6,3 minutos - Interrupciones sufridas: 4 - Interrupciones realizadas: 5 - Descalificaciones personales sufridas: 2 - Descalificaciones personales realizadas: 1”.

Los físicos cuánticos aseguran que la medida de un fenómeno lo altera, por lo que es imposible conocer cómo son los asuntos subatómicos “en sí”. Nunca lo entendí hasta ahora. Si “La Sexta Noche” insertara durante sus debates esta información sobre los participantes, inmediatamente empezaría a cambiar su conducta y quizá pudiéramos detener el proceso galopante de salvamización al que se encuentra sometido. El fútbol como vacuna contra la telebasura. Y que después Pedrerol haga un espacio titulado “La Sexta Pelota”.

1 comentario:

Amarok dijo...

¡Qué buena idea lo de los carteles! Haría mucho más interesante los debates y permitirían a los espectadores analizarlos de una mejor manera.

También pienso que deberían coger del fútbol el uso de tarjetas amarillas y rojas, para así ir amonestando cada vez que un participante en la tertulia soltase una mentira (aunque entonces me parece que el programa duraría poco, porque muchos acabarían siendo expulsados muy rápido).