03 marzo 2009

BRAVO, FOLLONERO

Yo soy analista televisivo y no analista político. Así que mientras mis colegas se pasaron la noche del domingo debatiendo en el especial de "59 segundos" acerca de las repercusiones de la derrota del bipartito gallego, yo me encargué de intentar descubrir cuál era la broma que el Follonero había montado para la noche electoral autonómica. Sesudos sociólogos, representantes de institutos investigadores de la opinión pública, finos columnistas de lo público, anunciaban el fin de la era Ibarretxe en el programa de Cuatro conducido por Gabilondo; yo intentaba memorizar todas las caras que rodeaban a Nuñez Feijóo en su comparecencia por ver si reconocía a alguna próxima a Touriño en la suya, congelaba la imagen del vídeo en el que se veía a los fachas increpando a Patxi López en el momento de la votación por si entre todas sus banderas se distinguía alguna con el muñequito de "Salvados", buscaba algún inflitrado disfrazado de trekkie de orejas puntiagudas en las conexiones con la sede del PNV. Pero nada. Se consolidaba la victoria del PP en Galicia, la poesía popular llegaba a una nueva cumbre con ari, ari, ari, Patxi, lehendakari y yo seguía sin cazar al Follonero con las manos en la mesa (electoral).

Así que tuve que empezar a valorar hipótesis más radicales. ¿Y si el montaje del Follonero consistía en que no había montaje? No, demasiado fácil, no estaría a su altura. ¿Y si el tinglado afectaba a la propia existencia de alguna de las candidaturas? Madrazo siempre me ha parecido una broma andante; sus llamadas al apoyo masivo de los progresistas y la pérdida de su propio escaño podrían haber sido firmadas por los Monty Python. La noche avanzaba, los analistas políticos resolvían cuantas cuestiones les planteaban Gabilondo y Ana Pastor, y yo seguía sin resolver la mía. Y entonces salió Ibarretxe y dijo "hablaremos con todos para liderar este país durante los próximos cuatro años". Uff, respiré aliviado. ¿Cómo consiguió convencer al ex-lehendakari para que dijera semejante tontería? Jordi Évole es un genio. Bravo, Follonero.

4 comentarios:

Edmond dijo...

Suena un poco a broma que Ibarretxe quiera seguir aferrándose al cargo cuando sabe que es completamente imposible que lo consiga. Pero no deja de intentarlo, el hombre. Sí, puede ser que sea una broma, y todo. O eso o el batacazo justo y merecido de Ezker Batua. ¿Y porque no el diputado de UPyD, uno solo, desamparado? Ese sí que podría ser un infiltrado del Follonero.

Theo dijo...

La aritmética madrileña complica las alianzas vascas. Depender del voto de UPyD debe sentarle a Patxi López como una patada en los perendengues. Ya veremos si no se pacta un gobierno del PNV con Ibarretxe fuera.

Saludos!

pez dijo...

Este no pacta con UPyD ni de coña antes gobierna en minoria.

Anónimo dijo...

No me parece tan descabellado que Ibarretxe quiera intentarlo teniendo en cuenta que los políticos se agarran al sillón con una fuerza sobrehumana, y que 30 es más que 24.