25 marzo 2009

EL TRUENO EXCÉNTRICO

Vistos los diez primeros capítulos de la serie “Fringe” (Canal +), concluyo que “Expediente X” mantiene el título de campeona del mundo de la ciencia-ficción televisiva, pero la agente del FBI Olivia Dunham está a punto de destronar a Dana Scully como reina de la mitología paranormal. No sólo es mi opinión sino que, como dirían los detectives Hernández y Fernández de las aventuras de Tintín, es mi opinión y la mantengo.

Como “Fringe” y “Hay alguien ahí” (Cuatro) coinciden en la noche de los lunes, la comparación entre ambas series no sólo no es odiosa, sino que es inevitable. Y la comparación entre el laboratorio en el que el doctor Walter Bishop realiza alucinantes experimentos en el límite de la ciencia y la vivienda unifamiliar aislada en la que un grupo de pijos se mete en problemas por jugar a la ouija, da mucho que pensar. Como dice un personaje de la película “Speed”: “Los pobres están locos; yo soy un excéntrico”. Los pijos que juegan al espiritismo en “Hay alguien ahí” están locos, pero el doctor Bishop es un excéntrico. “Fringe” es una serie rica, tan rica que puede permitirse el lujo de jugar a la telepatía o a la vida después de la muerte sin que al espectador le dé un ataque de grima. Y “Hay alguien ahí” es una serie pobre, por eso parece que todos están locos. Y conste que, en este caso, la riqueza y la pobreza no tienen que ver tanto con los presupuestos económicos como con los presupuestos argumentales.

La ciencia-ficción excéntrica es más atractiva que la ciencia-ficción pobre. La ciencia fringe es más atractiva que la ouija. La agente del FBI Olivia Dunham es más atractiva que una madre de familia que vive en una casa en la que se escuchan ruidos raros. Me gusta ser engañado por series excéntricas. Me fastidia que una serie pobre se quiera quedar conmigo. Me interesa lo que ocurre en las entrañas de los edificios, pero sólo si me lo cuenta “Ciudades bajo tierra” en Canal de Historia. Como dirían Hernández y Fernández, “Fringe” es silenciosa como el trueno y “Hay alguien ahí” es rápida como la tortuga. Y aún diría más, no tengo nada más que decir.

5 comentarios:

Kids dijo...

Punto 1: Fringe recomendadísima verla en V.O.S. Bishop gana x1000

Punto 2: Fringe empieza salvaje, se estabiliza un poco convirtiéndose en una especie de X-Files 2 algo repetitivo pero si te cansa: aguanta. Lo que empieza a pasar a partir del episodio 9 es espectacular.

Theo dijo...

Magnífico artículo. Me ha encantado cómo tu definición de pobreza no viene por el presupuesto económico, sino por el argumental. Es lo que yo le llamo la seriedad. Hay películas, series y programas serios y los hay que no, y no tiene nada que ver con su contenido más o menos académico o cómico, sino en el planteamiento inicial. Creo que el problema de Cuatro es que todavía no nos creemos lo de hacer series de terror, y de allí deviene todo. Cuando nos lo creamos, saldrá un resultado tan bueno como fue 7 vidas cuando nos creímos que podíamos hacer comedia sin tópicos garbanceros.

Saludos!

Edmond dijo...

Como no tengo el Plus, no puedo opinar sobre "Fringe", pero el caso de "Hay alguien ahí" es eviente de una serie liosa por falta de orden argumental. El dinero es la excusa fácil a la que echan mano cuando fracasan; sin embargo existen series americanas que son truños y también cuestan caras. Al final cuenta el talento, con pasta pero sin talento puede hacerse algo espectacular pero malísimo; sin pasta pero con talento puede hacerse algo muy bueno.

Elenía dijo...

Qué míticos Hernández y Fernández y cómo se los echa de menos. A ver si los estudios se dejan de tantos presupuestos y anuncian la peli de Tintín para el 2010 (de ilusiones se vive). Y sobre esas series, lo siento mucho pero el mundo anglo-americano de la TV, en ciertos casos, está MUY por delante del nuestro, quizá porque tienen más años de experiencia o quizá porque la BBC anda haciendo políticas de calidad televisiva. Pobrecitos, están locos esos roma... eh, anglosajones.

Anónimo dijo...

que se dejen de "hay alguien ahí" y me pongan "Me llamo Earl" que mucho presupuesto no necesitará!