30 marzo 2009

COMO UN GILIPOLLAS



Un poco de consideración, por favor, que no somos tontos. Que no nos vengan ahora con tonterías de ese calibre, que ya no cuela. Que muy listos no seremos, pero viendo la tele uno siempre aprende algo y espabila un poco. Y además esas correrías de “El último superviviente” no hay quien se las crea. Es un programa que hace tiempo emiten en Discovery Channel (y últimamente también en Cuatro los domingos por la mañana) y que podría estar bien porque es entretenido, pero es que nos tomas por tontos.

Pero vamos a ver, almas de cántaro, ¿quién se va a creer que siguiendo las enseñanzas de Bear Grylls podríamos sobrevivir sin recursos y sin ayuda en cualquier lugar del planeta? Eso es imposible. El tipo este un día sobrevive en el desierto del Sahara, otro en las Montañas Rocosas, otro en la jungla de Costa Rica, otro en los volcanes de Hawai. A él le da igual. Se busca la vida donde sea. Y sólo va con lo puesto y una navaja de boy scout. Hace refugios para dormir, saca agua de debajo de las piedras, aprovecha todo lo que encuentra, pesca y caza donde nadie lo haría, come mofetas, serpientes, escarabajos, orugas de cuerpos en descomposición, cualquier cosa. Como si eso de comer, beber y dormir fuera importante para sobrevivir. ¡Ja! ¿Y para qué sirve eso si luego van tus compañeros, te nominan y los espectadores votan para que te expulsen?

En Cayo Paloma, Honduras, querría yo ver a Grylls. A ver cómo se enfrentaba a las pruebas de inmunidad y de recompensa de Jesús Vázquez, al equipo de las chicas, al palafito, a Juanito El Golosina”, al resumen diario, a la gala semanal, a Jorge Javier Vázquez y su troupe de colaboradores en “Sálvame”, a los cotilleos de “El debate” que organiza Daniel Domenjó los domingos por la noche, a los mensajes SMS del público. En “Supervivientes” querría verle yo, pegado a la navaja como un gilipollas, madre, como un gilipollas.

3 comentarios:

Edmond dijo...

No veo Supervivientes, pero el programa del Bear Grylls y me parece bastante pasable. Ahora que yo no podría sobrevivir en esas circunstancias. No tengo una navaja de boy scout, así que el espíritu de MacGyver no me ayudará, si acabó en el Sáhara no sobreviviría.

Theo dijo...

¡Qué buena la canción de Krahe! Hacía tiempo que no la escuchaba... Bueno, entre esos nidos de víboras querríamos ver cómo sobrevive Robinson Crusoe y cualquiera, que apuesto a que no lo consigue.

Saludos!

Elenía dijo...

Algo oí por ahí de alguna golosina pero creía que eran de estas ricas ricas, ricas que te ponen la glucosa por encima del 130 máximo recomendado y luego te dan tal dolor de estómago que dices "no las comeré más." Pero no, parecer ser que de "El Golosina" del que hablan sólo te deja la peor parte: las ganas de vomitar pero entonces...¿dónde está la gracia?