05 julio 2010

MÁS ALLÁ DE LA BASURA

Ni muertos nos deja Telecinco en paz. No solamente los sin vergüenzas,- en dos palabras o en una, como prefieran-, de esa cadena se dedican a putear hasta la desesperación a cualquier persona viva que les apetezca, sino que ahora además han comenzado a grabar un espacio para ganar dinero a base de fingir que están manteniendo conversaciones con muertos pertenecientes al mundo del famoseo imbécil. Se trata de "Más allá de la vida", un programa de espiritismo presentado por Jordi González, -¡que no se le caiga la cara de vergüenza al aburridísimo joker de "La noria" por hacer estas mierdas...!-, y basado en los poderes (pfff...) de videncia (pfff...) de una medium llamada Anne Germain para contactar con los muertos (requetepfff...). Ya está grabado el primer espacio, en el que Carmen Martínez Bordiú habla con su hijo Francisco, fallecido en 1983, y se grabarán más con todos los muertos ilustres que pueblan los osarios de la teleinmundicia. A todos se nos ocurren quince o veinte casos.

Paso de ironías, guiños eruditos o ataques indirectos: esto es pura mierda. Es cierto que estoy poniendo al nivel de las heces a un programa que aún no he visto, pero yo también reclamo mi derecho a tener poderes de videncia para predecir el futuro. Soy un medium español y veo que "Más allá de la vida" va a ser un programa de mierda, realizado por profesionales de mierda, presentado por presentadores de mierda, con invitados de mierda, visto por espectadores de mierda y emitido en una cadena de mierda. Exijo que nadie me pida explicaciones y pruebas de mis afirmaciones superiores a las que se exigirán a la sinvergüenza, -en una palabra o en dos, como prefieran-, de Anne Germain por las suyas. Ójalá "Más allá de la vida" dure una mierda y rápidamente engrose el infierno de los programas muertos. Juro que ni siquiera entonces dejaré a ese programa en paz, y en la mínima medida de mis posibilidades mantendré vivo el recuerdo de la nueva ruptura de todos los límites de la telebasura que vuelve a protagonizar Telecinco.

8 comentarios:

Max Estrella dijo...

Podían intentar comunicarse con quien yo me sé.
Qué asco.

Kotinussa dijo...

Manteniendo intacto todo lo que dices de la cadena y de los creadores del programa, también merecerían lo suyo los invitados que se presten a ello. Que la Martínez Bordiú se preste a hacer espectáculo de un hijo muerto es como para que toda su familia al completo (y eso que todos son unos impresentables) la repudie.

david dijo...

"Visto por espectadores de mierda"... qué duro y qué gran verdad.

Petiso Carambanal dijo...

Moooooooola. Tenías que sacar el látigo un poco más a menudo.

Hay ocasiones en los que su uso (como en este caso) es más que justificable.


Jajjajajajajja. Salut.

Enefecto invernadero dijo...

Está bien. Podría llamarse "La noria de la muerte" "Muérete Deluxe", "Dónde estás, espectro" o "Belén Esteban está viva y tú no".

No es solo lamentable, indignante, repugnante y vergonzo entre otros muchos adjetivos sino que éste es sólo el principio...

Anónimo dijo...

De acuerdo totalmente... O casi... En mi casa no se ve Telecinco por norma, hasta el Mundial se ve por el Plus. Ya digo, de acuerdo en todo, menos en lo de los profesionales. Quitando impresentables que ponen la cara (el vomitivo Jordi), aseguraría que los técnicos y equipo en general hacen esta mierda, por una mierda de sueldo y en condiciones decimonónicas como es costumbre en ésta cadena, por necesidad. Yo, como profesional de los medios desde hace casi quince años, espero no tener que verme en una así en la vida... Y lo peor es que si se cancela como todos deseamos, se irán todos a la puta calle con una mano delante y otra detrás. Qué triste que no te quede más opción...

observador subjetivo dijo...

Os invito a leer este post que acabo de publicar sobre el "mundo rosa":

http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2010/07/se-les-gasto-el-morbo-de-tanto-usarlo.html

Anónimo dijo...

Me he reído muchísimo con esta entrada. Completamente de acuerdo con todo lo que has escrito en el post.

Ese programa es una indecencia, y yo tampoco me he atrevido a verlo.

Es más indecente que los griteríos de la loca de la Esteban, y los frikis de frikilandia, ya que por lo menos esos, creo, asumen que lo suyo es circo, mientras que estos juegan con los sentimientos de la gente, aunque nadie les obliga a ir para escuchar la sarta de sandeces que pueda decir esa pseudo-vidente de pacotilla.