18 julio 2010

NOTABLE Y SOBRESALIENTE

"Los Tudor" es una serie notable, pero la emisión que está haciendo Televisión Española la convierte en una serie sobresaliente. Mexplico. "Los Tudor" es una magnífica serie de la cadena norteamericana Showtime que narra las peripecias de la vida del monarca británico Enrique VIII y sus amigüitos. Está protagonizada por Jonathan Rhys-Meyers, ha alcanzado ya tres temporadas en su país natal y ha sido nominada a tropecientos mil premios de todo tipo y en todas las categorías, consiguiendo varios de ellos. Aunque es cierto que el rigor histórico de los capítulos se sacrifica en muchas ocasiones por la garra narrativa del guión y se retuercen fechas y personajes, la serie está realizada con los más altos estándares de calidad de la ficción televisiva actual y es muy difícil no quedar enganchado a ella en cuanto uno acompaña unos minutos al dicharachero Enrique durante su apacible vida cotidiana. Vale, en ese sentido podemos afirmar que "Los Tudor" es una serie notable.

Pero TVE la ha convertido en una serie sobresaliente. "Sobresaliente" es el participio activo del verbo "sobresalir". "Sobresalir" significa "exceder en figura y tamaño a los demás". Si TVE hubiera programado "Los Tudor" en la época del año en la que las demás cadenas emiten "House", "Roma" o "Daños y perjuicios", entonces "Los Tudor" sería notable, sí, pero no sobresaldría entre las demás. En contra de esta posibilidad, nuestra televisión pública ha decidido ofrecernos la Inglaterra del siglo XVI ¡en la segunda mitad de julio!, mientras la competencia catódica opta por "Summertime", "Arena Mix International", "Las fiestas de mi pueblo" o "Ay qué bien se está aquí en la playita tomando un heladito con la familia después de haber comido ensaladilla rusa de un táper". Como coger el notable Naranjo de Bulnes, sacarlo de los Picos de Europa y plantarlo en medio de la meseta castellana. Así, "Los Tudor" se ha vuelto una serie sobresaliente y no es de extrañar que haya sido líder del prime time el día de su estreno.

1 comentario:

Elena dijo...

Lo malo es que vayan unos tres años atrasados con resepcto al resto del mundo...