29 diciembre 2010

¡QUÉ BELLO ES EL FÚTBOL!

Hay muchas cosas que me emocionan, desde el sabor del bacalao que prepara mi madre a la escena final de “¡Qué bello es vivir!”, pasando por las explicaciones de Carl Sagan en “Cosmos”, las costillas de la Acrópolis recortándose en el cielo de Atenas, las aventuras de Sandokán en el sudeste de Asia, la voz de Lennon en “Imagine” o los abrazos en un aeropuerto. También me emociona recordar el gol de Iniesta en la final de la Copa del Mundo de fútbol, así que el “Informe Robinson” (Canal +) dedicado al Mundial de Sudáfrica me pareció un espectáculo sabroso como el bacalao que prepara mi madre, tierno como las lágrimas de James Stewart en “¡Qué bello es vivir!”, sabio como las palabras de Sagan, sublime como el Partenón, valiente como Sandokán, profundo como Lennon e intenso como un abrazo en un aeropuerto el 24 de diciembre. Y Del Bosque, amigos, es el Iniesta de los entrenadores.

Michael Robinson regaló “Informe Robinson” a los jugadores de la selección española de fútbol, y la cosa funcionó. Fue algo tan sencillo como dejar que Iniesta, Casillas, Xavi, Marchena y compañía contaran lo que pasó en el Mundial de Sudáfrica, el antes y después de un partido y, sobre todo, la jugada clave de cada partido. A veces, el “cómo se hizo” una película puede destrozar la magia del cine, pero eso no ocurrió en “Informe Robinson” porque las explicaciones de Torres, Cesc e Iniesta acerca de “cómo se hizo” el gol de España a Holanda aportó todavía más magia y sabor a un momento inolvidable. La emoción de Capdevila al recordar que un tipo como él pudiera estar viviendo la final de un Mundial de fútbol no tiene nada que envidiar al momento en que los vecinos de Bedford Falls brindan por George Bailey, el hombre más rico de la ciudad. Del Bosque no tiene nada que envidiar a Carl Sagan. La figura de Casillas ante Robben no tiene nada que envidiar a los mármoles del Partenón. Pedrito es un Sandokán sin melena. Reina imaginó el Mundial como Lennon imaginó el mundo. Y todos se abrazaron después del gol de Iniesta como si estuvieran en un aeropuerto en Nochebuena.

¡Qué bello es el fútbol, cuando lo cuentan los futbolistas!

1 comentario:

gero dijo...

A mi no me gusta el fútbol, pero ayer Deportes Cuatro emitió un par de trozos de ese Informe Robinson del que hablas. Y, aunque debería verlo entero para opinar, puedo decir que, en lo que vi, parece un reportaje de una calidad muy alta. Muy emotivo. Por lo menos, insisto, los cachitos que emitieron ayer desde Cuatro.

unSaludo!