12 marzo 2012

CONEXIÓN LUNA

Un programa de televisión que no está siendo visto por nadie, en una cadena absolutamente minoritaria a altas horas de la madrugada, ¿hace ruido si se cae en medio de un bosque? Es necesario que los filósofos actualicen sus ejemplos. Clásicamente se ha usado la fábula del árbol que se desploma sin que ninguna persona se encuentre en kilómetros a la redonda para discutir las complicadas relaciones entre el objeto que es conocido y el sujeto que lo conoce. La solución correcta, la materialista, señala la trampa que se oculta en el planteamiento de la cuestión: afirma en primer lugar que un árbol ha caído en medio de un bosque y a continuación, -al indicar que nadie se encontraba en sus inmediaciones-, añade que no estamos en condiciones de afirmar que un árbol ha caído en medio de un bosque. “Sabemos que ha caído un árbol sin que podamos saber que ha caído un árbol... “; cualquier pregunta a partir de aquí ya está viciada.

¿Ocurre lo mismo con los programas de televisión? ¿Qué contestarían los filósofos materialistas acerca de la naturaleza de los espacios que nadie ve? Se cumplen estos días 15 años de la aparición de “Tómbola”, el programa que creó la pornografía rosa, la madre de todos los programas posteriores que establecieron una conexión directa entre el corazón y el recto. Jorge Javier Vázquez y Jordi González están devastando el bosque de la televisión, cortando permanentemente árboles que no solamente caen cerca de personas sino que caen encima de toda la sociedad, especialmente de sus generaciones más jóvenes. Pero lejos, muy lejos de Telecinco, tanto en el horario como en el dial, existen espacios cuya audiencia puede ser considerada un subcomponente del bosón de Higgs. “Conexión Luna”, madrugada de los sábados en la cadena Visión 12 según leo en internet, cayó sin que hubiera nadie alrededor. Cero espectadores. Sólo Dios puede predicar atributos del árbol que cae en medio del bosque deshabitado. Los humanos nos tenemos que contentar con referirnos a las relaciones entre Mila Ximénez y Encarna Sánchez.

1 comentario:

Francesc Bon dijo...

Lo cual estimula poderosamente la curiosidad por verlo.
Respecto a Telecinco: soy nuevo aquí, y no sé si haré muchos amigos: ignorarla completamente. No se salva NADA.