14 marzo 2012

¿Y QUÉ?

El capítulo número cien de “Big Bang” (viernes, TNT) no fue ni mejor ni peor que el capítulo noventa y nueve y no será mejor ni peor que el capítulo ciento uno, pero es una buena excusa para hacer una declaración pública de amor a Sheldon, Leonard, Howard, Rajesh, Penny, Bernadette y Amy. El capítulo cien de “Big Bang” demostró, una vez más, que Andy Warhol se equivocó cuando dijo que la solución a todos los problemas es decir: “¿Y qué?”.

Mi mamá no me quería. ¿Y qué? Mi marido no folla conmigo. ¿Y qué? Soy todo un éxito pero sigo solo. ¿Y qué? No sé, concluye Warhol en “Mi filosofía de la A a la B y de la B a la A”, cómo me las arreglé durante tantos años antes de aprender este truco. Bien por Warhol. Mal por las series televisivas como “Big Bang”. Si Sheldon y compañía empiezan a decir “¿y qué?”, se nos acaba la diversión. No sé si algún día ganaré el Nobel. Me gusta Penny y mi madre nunca me abrazó. No entiendo cómo pude permitir que una mano mecánica me masturbara. No puedo hablar con una mujer sin estar borracho. Soy camarera y no encuentro trabajo como actriz. Soy muy bajita. Me atraen los pechos de Penny y mi novio es tan extraterrestre como yo. ¿Y qué? Fin de “Big Bang”. Muchas gracias a todos. Adiós. El “¿y qué?” de Warhol es una receta que puede tener sentido (o no) para la vida, pero esas dos palabras encarceladas entre signos de interrogación son veneno para la ficción. “¿Y qué?” es el Anticristo de los guionistas, el Fu-Manchú de las series televisivas, el reverso tenebroso de la construcción de un personaje como Sheldon, el azúcar en el motor de “Big Bang”.

¿Volverán a salir juntos Penny y Leonard? ¿Entenderá por fin Sheldon los mecanismos del sarcasmo? ¿Veremos algún día la cara de la madre de Howard? ¿Por qué a Rajish le gusta tanto Sandra Bullock? ¿Es un chiste que la pequeña Bernadette estudie microbiología? ¿Cuántas cláusulas tiene el acuerdo de noviazgo entre Amy Farrah Fowler y Sheldon? Si usted ha contestado “¿y qué?” a alguna de estas preguntas, entonces o es seguidor de la filosofía de Warhol, o nunca ha visto “Big Bang”, o acaba de ver el Telediario y está un poco depre. Hasta es posible que este artículo esté tan mal escrito que ningún lector ha conseguido llegar hasta las preguntas finales. Bueno, ¿y qué?