28 noviembre 2012

"CASABLANCA" Y LA HUMANIDAD

No se pusieron de acuerdo. TCM celebró el pasado lunes los setenta añitos de la inmortal película “Casablanca” y Canal Historia emitió ese mismo lunes los primeros capítulos de la serie documental “La humanidad”. No entiendo por qué TCM y Canal Historia no llegaron a un acuerdo para evitar la coincidencia del homenaje a “Casablanca” y los primeros capítulos de “La humanidad” porque, en verdad, “Casablanca” y “La humanidad” hablan de lo mismo. Para entender “Casablanca”, es bueno ver “La humanidad”. Y para seguir con provecho “La humanidad”, está bien haber visto antes “Casablanca”. Pero TCM y Canal Historia no se pusieron de acuerdo, así que el lunes tuvimos sobredosis de humanidad.

El 26 de noviembre de 1942 se estrenó en Nueva York la película “Casablanca”. Hace cien mil años, unos pocos miles de cazadores recolectores luchaban por sobrevivir en la sabana africana. Del amor de Rick e Ilsa en París, al adiós para siempre en el aeropuerto de Casablanca y el comienzo de una hermosa amistad entre Rick y el capitán Renault. Del descubrimiento del fuego y la agricultura, las primeras ciudades y el invento del comercio, a siete mil millones de seres humanos desplegados por el globo terráqueo. “Casablanca” y “La humanidad”. En “Casablanca” está lo mejor y lo peor del ser humano: el amor, el odio, la amistad, la guerra, el idealismo, la barbarie, la fidelidad, la traición, la ternura, el desconsuelo, el deber, el egoísmo, la razón, la sinrazón, la pasión, la indiferencia, pero todo ello sin las espectaculares recreaciones de “La humanidad”. En “La humanidad” está lo mejor y lo peor del ser humano pero sin el magnetismo de Humphrey Bogart, los ojos llenos de luz de Ingrid Bergman y el elocuente bigotito de Claude Rains. Cuanto más conocemos a Rick, más conocemos a la humanidad. Cuanto más conocemos a los cazadores recolectores de la sabana africana, más conocemos a Rick.

El último capítulo de “La humanidad” se titula “A dónde vamos”. Es exactamente la pregunta que surge en los últimos segundos de “Casablanca”, cuando Rick y el capitán Renault se pierden en la niebla para continuar su viaje. Nuestro viaje.