23 noviembre 2012

QUE NOS DENUNCIE TELECINCO A TODOS


Ésta es una llamada urgente para la acción. Solicito de todos los lectores de esta columna que dejen de comprar los productos que se anuncian en “Sálvame”. Y, sobre todo, solicito de todos los blogueros, de aquellos que poseen un facebook, un twitter o cualquier altavoz desde cualquier red social, que soliciten en sus páginas que se dejen de comprar los productos que se anuncian en cualquier programa de Telecinco. Que cada uno escoja el suyo, da igual, “Mujeres y hombres y viceversa”, “De buena ley”, “Informativos Telecinco”, “El programa de Ana Rosa”...

Hace un año, Pablo Herreros, desde la dignidad de la indignación ante la vileza del pago que Telecinco hizo a la madre de El Cuco por hablar del asesinato de Marta del Castillo en “La Noria”, propuso desde su blog que se dejaran de comprar los productos anunciados en la basura presentada por Jordi González. Porque a veces los planetas se alinean y porque, -es verdad, qué carajo-, el pueblo unido jamás será vencido, la iniciativa germinó y provocó acontecimientos en cadena que llevaron a la desaparición de la publicidad en “La Noria” y, por tanto, a la desaparición de “La Noria”. Nunca tan pocos hicieron tanto por tantos en la historia de nuestra televisión. Y ahora Telecinco ha llevado al Juzgado de Instrucción nº 14 de Madrid a Pablo Herreros, bajo la acusación de un supuesto delito de amenazas y coacciones.

Ésta es una llamada urgente para apoyar a Pablo. Tenemos que ser decenas, cientos, miles, los espectadores que usemos la red para solicitar que no se compren productos que financian a medios que intimidan desde su prepotencia a ciudadanos que se oponen activa, legítima y pacíficamente a la degradación de los valores deseables en una sociedad democrática. Yo solicito que no se compren los productos anunciados en “Sálvame”. Que cada uno elija su programa y mantenga su petición hasta que sea retirada la denuncia contra Pablo Herreros. Que nos denuncie Telecinco a todos. Que la “cadena amiga” lleve a miles de personas ante el juez.

(Post scriptum: Una vez escrita esta columna hace un par de días, enviada a la prensa para su publicación y programada para su aparición en el blog, descubro sorprendido que desde la página Change.org ya se está organizando previamente una campaña muy similar a la que yo propongo en esta entrada. Así que me sumo por completo a la iniciativa de Change.org y solicito a todos los lectores que firmen la petición de ayuda para Pablo, al margen de que publiciten en sus redes sociales la injusticia que se está cometiendo con él y la petición a las marcas para que dejen de anunciarse en Telecinco hasta que se retire la denuncia).