27 mayo 2014

HITOS HISTÓRICOS EN LOS DERECHOS DE LA MUJER



1. Derecho al voto: el primer Estado europeo en reconocer el voto femenino fue Finlandia en 1907. Poco a poco, los demás países occidentales fueron incluyendo en sus legislaciones la participación de la mujer en las elecciones. Estados Unidos lo hizo en 1920. En España las mujeres no pudieron votar hasta 1933. Por último, hubo que esperar a 1954 para que la Asamblea General de las Naciones Unidas dictase una Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer en la que se reconocía expresamente que “las mujeres tendrán derecho a votar en todas las elecciones en igualdad de condiciones con los hombres, sin discriminación alguna”.

2. Derecho al trabajo: es difícil poner una fecha exacta a la consecución de los derechos laborales femeninos, pero suele tomarse como referencia las fechas de 1910 -en donde la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas proclamó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora- y de 1911 -con el incendio de una fábrica de camisas en Nueva York en donde fallecieron casi 150 mujeres que trabajaban en condiciones inhumanas-. A partir de aquí, y estando todavía muy lejos de la igualdad, los derechos laborales femeninos han ido avanzando lentamente en los países occidentales.

3. Derecho a una piel ideal: se trata de la última gran batalla por los derechos de la mujer, que libró el laboratorio de cosmética Vichy en 2014, con la creación del serum Idealia. En el anuncio televisivo de dicho producto se proclama: “todas las mujeres tienen derecho a una piel ideal sea cual sea su edad o su tipo de piel”, convirtiéndose en portavoz de una reivindicación histórica de las mujeres de nuestra sociedad. A fecha de hoy la Asamblea General de las Naciones Unidas no ha promulgado todavía ningún Acta en donde se reconozca tal derecho, aunque se está valorando la creación de una comisión que estudie la reivindicación de los laboratorios Vichy.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto......ummmmm.... ¿y con el vídeo no bastaba? OMG