16/4/08

LA LANZA MALEDUCADA

No sé si encontrar en la sección de Historia de una biblioteca un libro sobre los poderes de la lanza que penetró en el costado de Cristo cuando estaba en la cruz es un error o un despiste, pero yo me inclinaría a pensar que es una descortesía. Como decía Aristóteles, saber cuándo detenerse es signo de buena educación, y la historia debe detenerse ante lanzas sagradas o profecías de Nostradamus. Canal de Historia emite esta semana la serie “Descifrando la Historia”, y el primer capítulo, titulado “La Lanza Sagrada”, no supo detenerse educadamente en el símbolo.

¿La Lanza que Longinos clavó en el costado de Cristo tiene poderes sobrenaturales? No. Fin del misterio. Canal de Historia ha colocado en sus estanterías una serie que pretende “descifrar” la Historia codificándola, dando cancha a estupideces (asociar las muertes de Carlomagno, Barbarroja o Hitler a la pérdida de la Lanza Sagrada) que están muy bien como argumento de una novela, pero no como fundamento de un documental. ¿Por qué Canal de Historia no emite una serie titulada “Descifrando la Ciencia”? El primer capítulo podría titularse “El sexto sólido regular”, y se ocuparía de demostrar que no es cierto que sólo haya cinco sólidos regulares (tetraedro, cubo, octaedro, dodecaedro e icosaedro), sino que hay un sexto y misterioso sólido regular escondido en las pompas de jabón. ¿No? ¿Y un documental sobre unos misteriosos tipos de moléculas en los sistemas vivos que no son ni carbohidratos, ni proteínas, ni lípidos, ni ácidos nucleicos? ¿Tampoco? Es curioso que los amantes de los misterios sean más educados (es decir, saben cuándo detenerse) con la ciencia que con la historia.

Quizás es que para entender los misterios de la Lanza de Longinos haya que tener la “mente abierta”, algo que importa poco en la cuestión de los sólidos regulares. Sin embargo, todos los que tienen la mente abierta a los poderes sobrenaturales quieren que un médico de mente cerrada les cure y que un arquitecto de mente cerrada proyecte sus casas. La “mente abierta” sólo vale para las Lanzas Sagradas, los fenómenos paranormales y Nostradamus. Las “mentes abiertas” no saben cuándo detenerse.

3 comentarios:

gero dijo...

wee

A la gente le gusta mucho más ver sobre cosas del tipo lanza sagrada, más que ver sobre cosas normales, o sobre pasajes de la historia que ya les tocó estudiar en su día.
Y Canal de Historia digo yo que preferirá tener más audiencia que menos. Así que es totalmente comprensible que hayan emitido ese documental así. En fin, hay que guiarse por los gustos de tu adiencia.
Un saludo

taLueguin...

Turanga dijo...

El otro día estaba yo destrozando las instalaciones del museo de historia natural, tremendamente indignada porque una vecina se empeñó en decir que los ángeles no existen, cuando de pronto me cayó la clavícula de un Tiranosaurius Rex y me dejó parapléjica. Ahora espero que la ciencia médica me cure.

Aunque me joden los cientificuchos que se empeñan en desvelar los grandes misterios de la naturaleza dando explicaciones plausibles porque son como esos listillos que te revelan el final de un buen libro. Opino que hay cosas que no queremos saber. ¡Y cosas importantes!

Amarok dijo...

El ser humano es curioso por naturaleza. Por desgracia, también es vago por naturaleza y la indolencia supera casi siempre a la curiosidad, así que el común de la gente se conforma y acepta rápidamente aquellas respuestas que no le hagan pensar. Resulta más atractivo para la audiencia escuchar las bondades de los "fenómenos sobrenaturales" que seguir una explicación que implique un cierto razonamiento.