17 marzo 2011

ABRE LOS OJOS

Ana Pastor es una periodista como la copa de un pino porque tras ser noticia por conseguir la única entrevista conceidida por el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, a un medio de comunicación occidental dijo que la noticia no era ella ni lo que el logro periodístico supone, sino las declaraciones de Ahmadineyad sobre Libia y los derechos humanos en Irán.

Ana Pastor es una mujer como la copa de un pino que ha puesto el machismo en su sitio porque tras atreverse a terminar la entrevista en Teherán, capital del fundamentalismo islamista mundial, con el velo del cabello caído sobre los hombros dijo que no se trataba de una protesta ni de un acto intencionado, sino que había sido fruto de lo absorta que estaba en una entrevista tan intensa. Dejó así claro que ante el trabajo, lo realmente importante, lo accesorio y superficial (da igual que sea un velo con un significado religioso o un complemento con sólo un sentido estético) queda relegado a un segundo término, algo en lo que las mujeres y los hombres no tenemos por qué ser diferentes por mucho que lo pretendan los vendedores de religiones o de complementos.

Ana Pastor es una entrevistadora como la copa de un pino porque cada vez que pregunta deja bien claro lo que los entrevistados dicen y lo que no dicen. Un entrevistador al uso hace las preguntas oportunas para que el entrevistado diga lo que tiene que decir. Ana Pastor pregunta, repregunta y vuelve a repreguntar para dejar patente la diferencia entre lo que tienen que decir y dicen, y lo que deberían decir pero no dicen.

Ana Pastor es una informadora como la copa de un pino porque, tras verla, no nos sentimos informados, sino desinformados sobre lo que los poderosos no quieren informarnos por motivos que tampoco revelan. Por eso, ver a la inquisitiva y profesional Ana Pastor en “Los desayunos de TVE” cada mañana es la mejor manera de empezar el día lo suficientemente desinformados como para enfrentarse al mundo con los ojos abiertos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque pretendas piropear a Pasator, al final, no me queda claro: como dice esa gran diva de la música que es "Merche" (ahora en el cuerpo y la VOZ de Mila Ximenez): "una de cal y otra de arena".

Diego Gelmírez.

Anónimo dijo...

Una gran profesional haciendo una entrevista magnífica que deja los mecanismos del fundamentalismo al aire. Todo ello en la televisión pública. No notáis un cosquilleo por la espalda?