30 marzo 2011

EL BARCO DE LOS SIMIOS

Después de que el gran héroe Teseo regresara de Creta con los jóvenes a quienes había salvado de morir devorados por el Minotauro, su barco fue conservado por los atenienses como una reliquia, aunque a lo largo de los años fueron sustituyendo las tablas estropeadas por otras nuevas y más resistentes. Surge entonces la paradoja que planteó, entre otros, el filósofo Thomas Hobbes: ¿el barco de Teseo seguirá siendo el mismo barco después de que todas sus partes hayan sido sustituidas por otras nuevas? ¿Y qué ocurriría si alguien hubiera juntado todas las partes viejas del barco colocándolas en su sitio? ¿Cuál de los dos barcos sería el verdadero barco de Teseo?

Después de ver en La Sexta “El planeta de los simios” de Tim Burton, surge la misma paradoja que nos vuelve locos con el barco de Teseo. Burton ha sustituido todas las partes de “El planeta de los simios” original (incluido su maravilloso final) por tablones nuevos y, se supone, más resistentes, así que la cuestión es si estamos ante una sustitución de “El planeta de los simios” de Franklin J. Schaffner y Charlton Heston por otro barco, o si más bien nos encontramos con una renovación de la película original. Si nos encontramos en el puerto de Atenas con el barco de Teseo completamente renovado tabla a tabla, y con el barco de Teseo recompuesto después de juntar los tablones originales, ¿cuál diríamos que es el barco de Teseo original? Si vemos un sábado en La Sexta “El planeta de los simios” de Tim Burton, y un miércoles en La 2, en esas estupendas noches dedicadas al cine clásico, nos encontramos con “El planeta de los simios” de Schaffner y Heston, ¿diríamos que Burton reemplazó el barco de “El planeta de los simios”, o más bien que renovó el original?

Si usted ingresa hoy un billete de diez euros en el banco y mañana lo retira, lo más probable es que no le devuelvan el mismo billete, sino otro con el mismo valor. Algunos ingresamos en nuestra memoria cinéfila el billete de “El planeta de los simios” original y, cuando lo retiramos de La Sexta, nos devuelven otro diferente pero, según dicen, con el mismo valor. No importan los billetes particulares, sino el valor. Vale. Pero es que yo amaba ese billete hecho con los viejos tablones del barco de Teseo. Ay.

1 comentario:

Amarok dijo...

"Maldito, la has destruido", eso es lo que habría que decirle a Tim Burton sobre ese remake. Qué desastre de película. En general me gusta mucho el cine de este director pero esto es de lo peor que ha hecho (junto a "Alicia en el país de las maravillas"). Con lo buena que es la original...

Tenemos dos barcos, pero sólo uno de ellos sigue siendo capaz de flotar y navegar, xD.