26 marzo 2011

NO SOY... ¡NO SOY, NO SOY, NO SOY!



El hecho de que los anuncios publicitarios de productos financieros, -seguros, bancos, inversiones-, sean en su conjunto tan espantosamente feos, ¿es una característica necesaria, intrínsecamente inherente a la naturaleza del producto anunciado, -de la misma manera que los anuncios de tampones son necesariamente cursis o los anuncios de coches son necesariamente caros-?, ¿es, por el contrario, una circunstancia coyuntural y pasajera, referida a la crisis económica, -como coyuntural, pasajera y fascinante es la presencia de Kate Winslet en la última campaña de Lancôme, o coyuntural, pasajera y cargante es la participación de David Bisbal en los recientes spots de Nocilla-?, ¿o, ya por último, no es más que puro azar, actuando vacía y ciegamente en un universo sin sentido ni ojos de color violeta, -igual de azaroso que la relación entre la ideología de una cadena de la TDT y los productos de teletiendas que anuncia, o la relación entre el aspecto de las hamburguesas que se ven en los anuncios de McDonalds y las que se ven dentro de las cajas de cartulina con las que te las sirven en dichas hamburgueserías?

Y no me refiero a las ya míticas campañas de Nueva Rumasa ni a la maldición bíblica que para el mundo de la publicidad televisiva supuso la aparición del naranja banco ING en España. Me refiero, -sí, amigos, seguro que ya lo habían adivinado-, al "soy... ¡soy, soy, soy!" de la Mutua Madrileña, y muy, pero que muy especialmente, a la incomprensible campaña de la aseguradora Línea Directa en donde sale alguien que no comprendo haciendo algo que no comprendo en un escenario que no comprendo mientras una voz en off le dice algo que no comprendo. Y todo sin que te apetezca llegar a comprenderlo. Si ya es triste no entender nada de la crisis económica actual, enfrentarse a la publicidad financiera hace renacer las ganas de guardar los millonarios ahorros en un calcetín. Al fin y al cabo, al menos Calzedonia tiene la delicadeza de utilizar la preciosa "She’s always a woman" de Billy Joel en sus anuncios.