24 julio 2011

MOTOS, EL MESÍAS



Durante milenios el pueblo judío manejó profecías que hablaban de la llegada de un Mesías que redimiría de todo sufrimiento a los elegidos. Antena 3 anuncia y anuncia la futura llegada de Pablo Motos a la cadena. Cuando comenzaron esas promos algunos creímos estar ante una campaña de pocos días que informaba a la audiencia del cambio de canal de la hormiga reina. Pero las semanas se han ido sucediendo y no sólo no han desaparecidos esos turbulentos anuncios, sino que han comenzado a aparecer otros nuevos. Ya no cabe duda: Antena 3 tiene planeado extender la campaña promocional del nuevo “Hormiguero” durante tooooodo el verano. Son dos meses, es cierto, pero en televisión el tiempo se computa en otras unidades diferentes a las del Antiguo Testamento, y dos meses pueden durar mucho más que el periodo que ocuparon todas las generaciones que mediaron entre el profeta Miqueas y el profeta Isaías.

E, igual que ocurre con las profecías bíblicas, los nuevos spots promocionales de Pablo Motos en Antena 3 tienen un extraño punto inquietante que te hace sentir levemente desasosegado. En ambos casos pretenden traer un mensaje de esperanza y liberación a la audiencia, y en ambos casos terminan dando un yuyu que te cagas. A algún titilante, -que brilla, pero de forma intermitente y con un ligero temblor-, genio creativo de la Cadena Que Pone se le ocurrió que sería simpático dar a las promos un toque de cine de terror que relacionara a Motos con el niño de “El sexto sentido”. Los guionistas del Antiguo Testamento nunca se atrevieron con ideas tan arriesgadas. Y el resultado final ha sido que, intentando dar miedo en broma, se ha terminado dando miedo en serio. A lo mejor a lo que se referían los mayas con todo el rollo éste del final del ciclo era a la marcha de “El hormiguero” de Cuatro a Antena 3. A lo mejor Nostradamus dejó escrita alguna cuarteta sobre salvadores pelirrojos. A lo mejor los responsables de promociones de Antena 3 no se han informado bien de lo que suele terminar pasando con los Mesías.