31 julio 2011

PREVIO DEBATE: EL CASTING

Mira tú para qué vale pedir precaución y tranquilidad en la Operación salida. Para nada. En Antena 3 y Telecinco van como locos. Cuando el viernes se llenaron las carreteras de coches empeñados en llegar cuanto antes, las dos cadenas enemigas del alma echaron a correr a la par dándose codazos para ser las primeras en conseguir un debate en la cumbre en la próxima campaña electoral de noviembre. Vale, pues a eso también queremos jugar aquí.

Si en cuanto se anunció el anticipo de elecciones, Antena 3 y Telecinco se lanzaron a pedir a los candidatos Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy que les permitieran organizar un debate televisado, nosotros nos lanzamos a pedir a Antena 3 y Telecinco que nos permitan ver cómo se desarrollan las negociaciones con los candidatos para organizar los debates.

No pongan esa cara de extrañeza, son todo ventajas. Barato… iba a salir bien barato: Una cámara grabando y un micrófono encendido cada vez que alguien se reúna o hable por teléfono con alguien para tratar del asunto. Sería como esos “Previo fútbol” que emiten para ir entrando en ambiente antes de los partidos, como esos espacios de casting en los que los concursos nos van presentando a los aspirantes antes del estreno para ir creando expectación. Sería bien jugoso poder ver un “Previo debate” entre los candidatos, entre los jefes de campaña de los candidatos, entre los enviados de los agentes de los representantes de los directores técnicos de los jefes de campaña de los candidatos. Un “Debate: el casting” en el que se valore qué candidatos podrán pasar a la final del debate televisado y qué otros pobres aspirantes quedan eliminados molaría un montón. Ah, y respecto a eso que dicen en estas ocasiones de servicio público, de informar al pueblo, de colaborar con la democracia, de facilitar un proceso limpio… si esto no es servir, informar, colaborar y facilitar que venga Pericles y lo vea.