16 febrero 2013

HERENCIA RECIBIDA



En rueda de prensa celebrada ayer en las instalaciones de Telecinco, “Gran Hermano 14” atribuyó la causa de algunos de los problemas que ha tenido durante su arranque a la herencia recibida de las anteriores ediciones del programa “Gran Hermano”. En su comparecencia pública, GH14 reconoció que las audiencias de la primera gala no igualaron las expectativas que había generado la campaña previa a su estreno. “Es cierto que no fuimos líderes de audiencia esa noche, pero debemos señalar que cuando llegamos a Telecinco nos encontramos con que la situación que nos había dejado la anterior edición de ‘Gran Hermano’ era mucho peor de lo que nos esperábamos. Al abrir los cajones descubrimos que los índices de audiencia de las anteriores ediciones habían sido falseados para negar la crisis de este reality, y la destrucción de audiencia estuvo ocurriendo a niveles mucho mayores de lo que se nos dijo durante mucho tiempo. Aun así, trabajamos muy duramente para mejorar la situación y obtuvimos en la segunda gala resultados esperanzadores que marcan claramente el cambio de ciclo que se inicia con este nuevo ‘Gran Hermano’”.

La declaración de GH14 también abordó el tema de la absoluta falta de interés del nuevo espacio y el carácter narcisista, histriónico e indeseable de la mayoría de los concursantes, atribuyéndolo de nuevo a la influencia de las pasadas ediciones. “Es difícil hacer un programa que tenga la menor relevancia para nadie partiendo de una herencia recibida como la nuestra. ‘Gran Hermano’ lleva más de una década de decadencia en barrena, pretendiendo inflar, dar importancia y convertir en materia televisiva tipos de una banalidad inimaginable y pseudopersonajes hambrientos de fama que se desvanecen más rápidamente que una pompa de jabón. No podemos  cambiar esto de la noche a la mañana aunque esperamos que se empiece a notar una mejoría en las próximas semanas”.

Al término de su declaración, el televisor desde el que hablaba GH14 no aceptó preguntas.