21 diciembre 2014

A MI AMIGO DAVID BUSTAMANTE


Seguramente David Bustamante no leerá esto porque estará ocupado viendo “Cazamariposas” en Divinity o en Telecinco, pero quisiera hacerle llegar mi apoyo. Viendo nuestros respectivos perfiles personales y la vida que llevamos, seguro que tengo con él más grados de separación que con el norcoreano Kim Jong-Un, pero voy a intentarlo.

Mira Busta, me tienes harto. No es nada personal. Yo te tendría igual de harto si no te interesara un pimiento ni lo que hago, ni mi vida, ni mis cosas, y te encontraras conmigo hasta en la sopa desde hace quince años. Pero los enemigos de mis enemigos son mis amigos; y sé que eres enemigo de los de “Casamariposas”, y los de “Casamariposas” son enemigos míos. Así que de compadre a compadre: pasa de ellos y mándalos a la mierda.

Estos días me enteré de que en una de esas fiestas a las que vas que me importan un bledo, se te acercaron Nuria Marín y Nando Escribano (los presentadores de “Cazamariposas”) porque estaban retransmitiendo el acto para Divinity. Tú los recibiste con profesionalidad, les expresaste tu malestar porque en su programa no hacen más que meterse contigo y con tu mujer, te diste el gustazo de llamarles “irrespetuosos” y “sinvergüenzas”, y les hiciste ver tu elegancia al atenderlos siempre. Pues muy mal, tío.

A la mala gente no se le da cuerda. Se le contesta con monosílabos y ya está. Que le salgan mal las cosas. Que fracase. Que sus entrevistas con mala baba no funcionen. Que sus reportajes sean aburridos. Que sus programas pierdan audiencia. Que no saquen de ti un salvavidas al que aferrarse ni siquiera durante un minuto. Que se ahoguen. Pero, sobre todo, David, amigo mío, no digas que te importa lo que dicen de ti, no entres al trapo, no les sirvas en bandeja uno de esos escandalitos estúpidos de los que viven. Y, ya puestos, por Dios, un paisano de tu edad debería dejar de ver esa mierda de programas y de interesarse por las gilipolleces que dicen. Hala, un saludo y que viva la fiesta de la Folía.