07 diciembre 2014

CIVILIZACIÓN O BARBARIE


Ciudadanos, está en juego el futuro de la tele, de la civilización, de la especie. Hoy domingo, a las once de la noche, La 2 estrena un nuevo programa de divulgación científica en competencia directa con un viejo programa de divulgación pseudocientífica que emite Cuatro. “Órbita Laika” contra “Cuarto milenio”. Ángel Martín contra Íker Jiménez. Un formato experimental en el que la ciencia se presenta bajo el ropaje del humor frente al consolidado formato en el que la superchería se presenta bajo el ropaje de la ciencia. Novato frente a veterano. Aspirante contra campeón. El duelo tendrá lugar en nuestras casas, nuestros televisores, nuestros mandos a distancia. Los persas son muchos y poderosos, pero la razón está de nuestra parte.

Ya ven: Ángel Martín, el humorista que dio leña al cotilleo televisivo en laSexta al frente de “Sé lo que hicisteis”, es ahora el encargado de presentar un programa de divulgación científica con el que intentar pararle los pies a la barbarie. No es una tontería. Nuestra parrilla televisiva no dispone de ningún programa consolidado que promocione la ciencia y la racionalidad, mientras que todos sabemos a que hora y dónde hay uno que no falla en la promoción de la pseudociencia y la superstición. Así, las “ciencias ocultas” resultan estar, de hecho, más promocionadas que las ciencias de verdad, esas ciencias públicas que la tele descuida y, de hecho, oculta.

Será un enfrentamiento curioso. Jiménez presentará un conjunto de banalidades, afirmaciones imprecisas y casuística mal documentada, pero lo hará dándose aires de investigador sesudo que araña los grandes secretos trascendentes del universo. Martín presentará de forma desenfadada alguno de los grandes descubrimientos que la civilización ha logrado gracias a la inmensa labor coordinada de cientos de investigadores concienzudos y rigurosos. Jiménez intentará ganar audiencia presentando tonterías bajo el aspecto de conocimientos sesudos y trascendentes. Martín lo intentará presentando conocimientos sesudos y trascendentes bajo el aspecto de tonterías. ¡A por los persas!

2 comentarios:

Amarok dijo...

¡Qué ganas tengo de verlo! Ojalá sea un gran éxito, pues son muy necesarios programas de este tipo.

Anónimo dijo...

Ya está diciendo que no valdrá la pena antes de verlo, evidentemente, no es para menos; acertó de lleno. Nombraron a Sagan y se me saltaron las lágrimas; pobre Ciencia, es triste, no se merece este trato.