11 enero 2016

SUPERNOVA HIPERGIGANTE


Ver nacer un género televisivo nuevo, así, delante de las narices de uno, es como asistir al nacimiento del primer ejemplar de una nueva especie animal. Fascinante para cualquier persona que se interese por la comunicación audiovisual en los comienzos del siglo XXI. Si por algo se recordará la televisión española de estos meses, si alguna vez se habla de ella en las escuelas de periodismo o en las tesis doctorales, no será por “En la tuya o en la mía” o por el día de Star Wars en Mediaset, sino por haber sido el momento en el que la información política presentó una mutación que dio lugar a un nuevo género: las retransmisiones políticas en directo. Hasta ahora, la información y el debate político en televisión se centraban en sucesos que ya habían ocurrido, mientras que la información y el debate en directo quedaba confinado al campo de los deportes. “Al rojo vivo” y “Más vale tarde” iniciaron la innovación evolutiva que se asentó definitivamente con el especial que laSexta ofreció durante la tarde de ayer dedicado a la investidura del nuevo presidente de la Generalitat.

La nueva especie está empezando a dar tímidamente sus primeros pasos y es muy pronto para saber si se extinguirá pronto o conseguirá hacerse un hueco en el ecosistema televisivo. Todo depende del éxito de audiencia que consiga en sus primeras generaciones. Comentaristas que se reúnen para debatir en tiempo real sobre un acontecimiento político que está teniendo lugar mientras ellos hablan y sobre el que les informan reporteros que encuentran en primera fila de la noticia. Puede extinguirse al poco de aparecer o asentarse como un género poderoso que dé lugar a su vez en el futuro a nuevas variantes y adaptaciones. Ante la forma de hacer periodismo político en laSexta, los críticos televisivos somos zoólogos asistiendo a la evolución o astrónomos que contemplan por sus telescopios el nacimiento de una nueva estrella. Puede ser una enana blanca, aunque, teniendo en cuenta que Cristina Pardo anda metida en esta aventura, seguramente termine convirtiéndose en una supernova hipergigante.