12 enero 2016

VIAJEROS, AL TREN


No sé si el capítulo once de la novena temporada de “Big Bang” es un anuncio del episodio VII de “La guerra de las galaxias” o el episodio VII de “La guerra de las galaxias” es un anuncio del capítulo once de la novena temporada de “Big Bang”. Puede que las dos cosas. A uno le entran ganas de ir al cine a ver “La guerra de las galaxias” cuando Leonard, Rajesh y Howard se sientan en sus butacas para ver la nueva entrega de la saga galáctica, y es imposible salir del cine y no engancharse a “Big Bang” para compartir la emoción de Leonard, Rajesh y Howard antes y después de disfrutar del regreso de Han Solo en el episodio VII de “La guerra de las galaxias”. No destriparé detalles relevantes del argumento del maravilloso capítulo once de “Big Bang”, pero sí diré que Sheldon se enfrenta a una dificilísima (para él) elección vital: ¿”La guerra de las galaxias” con sus amigos o el sexo con Amy?

Sherlock Holmes dice en uno de los relatos de Conan Doyle que su hermano Mycroft tiene sus raíles, y de ellos no sale nunca. Sheldon, como Mycroft Holmes, también tenía unos raíles de los que nunca salía, y un particular Club Diógenes formado precisamente por él mismo y nadie más. Pero la evolución del personaje nos ha traído a un nuevo Sheldon Cooper. Un Sheldon con dudas, contradictorio, inseguro y tierno que se salió de sus raíles para descarrilar en una serie que estaba perdiendo sus señas de identidad. Hasta ahora. Resulta que Sheldon no ha descarrilado, como muchos creíamos, sino que ha cambiado de raíles. El capítulo once de la novena temporada de “Big Bang” no sólo establece con admirable maestría un descacharrante paralelismo entre el cine y el sexo, sino que consigue liberar a Sheldon de las cadenas, o los raíles, del personaje original de forma que Sheldon, como Holmes y Watson, se ha ganado el derecho a emanciparse de las cadenas de la realidad de ficción.

Nuestro físico teórico favorito se aleja de Mycroft Holmes y abandona los raíles únicos gracias a los consejos de un profesor Protón vestido de caballero jedi. Viajeros, al tren.