13 septiembre 2016

MALDITOS VÍDEOS MALDITOS


Hay estadounidenses a los que les pareció una mala idea que se hiciera un vídeo bromeando con el ataque a las Torres Gemelas para anunciar colchones días antes de la conmemoración del atentado del once de septiembre de 2001. Diferente sería que bromeara con el ataque al Palacio de la Moneda días antes de la conmemoración del golpe de Estado en Chile auspiciado por EE.UU. del once de septiembre de 1973, eso ya les da igual. Hay que saber para quién bromeas, cuándo y con qué.

Hay españoles a los que les pareció una mala idea que se hiciera un vídeo bromeando con lo emocionante que es jugar a capturar bichos en Pokémon Go con el fin de animar a alistarse en la Armada Española a la grey juvenil (toma: ¡grey! Otra palabra que pensé que no iba a poder usar nunca y acaba de caer). ¿Eres un pizpireto o pizpireta mozalbete o mozalbeta cuyo fin es “capturarlos a todos”? “¡Nosotros te ayudamos! ¡Armada Española, hazte con todos!”, dicen. Si estos son los encargados de protegernos de una invasión, apetece que nos invadan.

A otros nos molesta que Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, hiciera un vídeo en el que criticaba el nombramiento de Víctor Arribas como nuevo presentador de “La noche en 24 horas”. En el vídeo ofrecía un montaje con diferentes intervenciones realizadas en el pasado por Arribas como tertuliano en las que quedaban claras sus más que evidentes –y, por tanto, sonrojantes– filias y, sobre todo, fobias políticas. Es el peligro que tiene el uso político de la televisión pública: unos nos fastidian haciendo nombramientos inadecuados para pagar favores, y otros nos fastidian haciendo vídeos tan elocuentes que dejan sin trabajo a los críticos de televisión que podíamos haber hecho un artículo denunciando el caso. Maldito vídeo. ¡Si por lo menos hubiera tenido el detalle de hacer el vídeo bromeando!

1 comentario:

Miguel dijo...

No te quejes, Antonio, que le has dado la vuelta y has podido hacer una entrada tan inteligente como siempre e igual de divertida ;-)
Y nunca está de más desenmascarar la catadura moral de la gentuza que nos "informa"...