27 septiembre 2016

ULTRADERECHA DE CALIDAD


Ultraderecha hay, pero no tanta. Sus prietas filas -recias, marciales- no son suficientes como para mantener dos cadenas de televisión económicamente viables. Tal vez si Intereconomía TV y 13TV se unieran y concentraran toda la ultraderecha en una –grande y libre– sintonía, dispondrían de una audiencia capaz de generar unos ingresos que pagaran las facturas, pero no mientras la dividan jugando a esa versión del gato y el ratón que es el cascabel del gato y el gato al agua.

Para 13TV esto no importa porque salva la honrilla ganando a su competidora en los audímetros. Y sobre todo porque la Iglesia, dirigida por un jefe de Estado al que nada le gustaría más que una Iglesia pobre de los pobres con los pobres y para los pobres, la financia a fondo perdido con varios millones de euros que cada año el Estado español le entrega también a fondo perdido (una parte, recaudada vía IRPF de las personas que quieren ayudar al sostenimiento de la Iglesia; otra parte, aportada a tocateja por el erario público para compensar las deducciones que tienen los donativos a organizaciones como la Iglesia). Pero mientras el Niño Dios del liberalismo televisivo llora, Intereconomía TV sufre las consecuencias. No es fácil sobrevivir en el mercado de libre competencia que tu línea editorial defiende cuando tu competidor defiende el mismo mercado libre pero vive en otro más cómodo.

Estos días vuelve a hablarse del cierre de Intereconomía TV, pero tiene salvación. La audiencia no lo es todo. Un buen gestor televisivo sabe que los publicistas no compran espectadores al peso para emitir anuncios al tuntún, sino que prefieren determinados espectadores. No les interesa el público envejecido y poco consumidor, sino un ‘target comercial’: consumidores actuales o potenciales con buen poder adquisitivo, capacidad para gastar (compradores) o hacer gastar (prescriptores), no mayores ni de clase baja ni de núcleos con más de 10.000 habitantes. Como a Intereconomía TV no le cae el maná del Cielo como a su santo competidor, su salvación está en apostar por el elitismo dentro del elitismo, en deshacerse de indeseables, en una ultraderecha de calidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Sr. Rico: Leo lo que usted escribe a diario en el periódico LA PROVINCIA de Las Palmas de Gran Canaria. Los leo con atención, intentando profundizar al menos políticamente, el sentido y fondo de sus escritos. Lo que usted sienta internamente, es suyo y totalmente respetable. Quiero referirme concretamente al publicado en el día de hoy denominado ULTRADERECHA DE CALIDAD. Igual podría hacerlo de otros árticulos pero no he querido hacerlo al objeto de no hacer eterno esta nota. Si he sacado la conclusión de que políticamente usted escribe desde la izquierda mas radical. ¿Porque no escribe, con comentario amplio, cual es su opinión, comparada la que hace hoy, de las emisoras de TV, INTERECONOMIA TV y 13TV, con las que hacen las emisoras La 4 y La Sexta?. Coménteme por favor su opinión de los presentadores y colaboradores de los programas "Mas vale tarde" y de "Al rojo vivo" y de los comentaristas Sres. Chema Crespo, Elisa Beni, Miguel A. Aguilar, E´Kaiser, por solo citar algunos, pudiera hacerlo con otros muchos, muchos mas, pero no tendría capacidad esta nota para tantos. Si usted es capaz de indicarme que el sectarismo que desarrollan en sus comentarios, propuestas, etc., de izquierda radical, también, de estos presentadores, y de sus invitados a las tertulias, todos ellos opuestos por sistema contra el partido que gobierna (en funciones) es normal, usted tiene un problema que tendría que hacerse ver. Al menos opine que estas emisoras deberían ser mas objetivas y no encontrarse continuamente ejerciendo oposición y critica destructiva y manipuladora de la noticia, de forma que solo se repiten tras día un día por lo mismo y lo contrario y siempre que sea contra el Gobierno. No piense usted que los españoles somos tontos y admita que se esta insultando nuestra inteligencia
Gracias por su atención

Miguel dijo...

Como siempre, genial, Antonio.

Y para el Anónimo que se queja de la parcialidad de los medios: por supuesto que todos los medios (TODOS) son parciales, todos tienen una línea editorial clara, hacia un lado o el otro. Si no le gustan La Sexta, Cuatro o la que sea, NO LAS VEA. O publique sus críticas en su propio blog, nadie se lo impide. Mientras tanto, deje que nos descojonemos (por no llorar o por no acojonarnos con algunas cosas que se oyen en las bazofias que critica Antonio) de esa ultraderecha (que lo es claramente) que nos querría retrotraer 45 años en la historia...
Un saludo

Manolita dijo...

Anónimo, no sea usted coñazo y, como le ha dicho don Miguel, escriba su propio blog de oraciones a San José María Aznar, mientras nos deja a los demás disfrutar de don Antonio. Qué peñazos son ustedes, los de la ultraderecha.