01 septiembre 2016

SOBRA AQUÍ, SOBRA ALLÁ; DESMAQUÍLLATE, DESMAQUÍLLATE


Anteayer, “Corazón” (cada día en La 1, ¡ay!) cerró sobreimpresionando los nombres de dos revistas. Una dice ser “La revista de estilo y compras de las celebrities”, y la otra “Tu revista de tendencias, moda, belleza, pasarelas, street style, celebrities, todos los looks de alfombra roja, it-girls, las últimas compras de las estilistas y glamour TV”. Antes, además de decirnos quién dirige o produce el programa, dio en los créditos las marcas de vestuario, calzado y joyas del día para que sepamos qué vestir, calzar y llevar para no ser unos pringaos. O sea, la habitual publicidad con la que este espacio hace propaganda de una ideología peligrosa, tiránica y tramposa que nos envuelve con la sutilidad y eficacia del aire que respiramos.

Lo curioso fue ver que este pegajoso envoltorio sirvió para empaquetar “Mujeres al natural”, el último reportaje del espacio. Lo habían anunciado así en el sumario: “Son famosas, sí, pero sin una gota de maquillaje. Nada les importa que las veamos con la cara lavada. Todo lo contrario: reivindican una realidad libre de artificios”. Una iniciativa muy bien intencionada pero ingenua e incoherente y mentirosa promovida por Alicia Keys, que apuesta por no esconderse detrás de maquillaje (un instrumento, dice, creado por una sociedad que obliga a la mujer a ser perfecta y pretende tapar sus inseguridades haciéndola más insegura). Es algo que, al parecer, no ocurre con pulseras, zapatos, anillos, tallas, cortes de pelo, peinados, pañuelos, vestidos, bolsos, collares, brazaletes, colores, dietas, tatuajes, perfumes, pendientes, chaquetas, depilación, uñas, tacones, dientes, arrugas, canas, pechos, culos, labios, pómulos y tantas cosas con que se apremia a la mujer a perseguir una perfección inalcanzable que condena a la inseguridad e insatisfacción permanentes.

Celebrity que sigue a las celebrities, Anne Igartiburu simuló desmaquillarse antes de irse. Pero una mentira dentro de una mentira no es una verdad, es solo una mentira mayor. Volverá y lo hará maquillada como le manden.