24 marzo 2010

ETO' O, PECK Y BELÉN

Canal + Liga (Digital +) lleva varias semanas reemitiendo grandes partidos de pasados Mundiales de fútbol. Mientras veía el hermoso y emocionantísimo Camerún-Inglaterra del Mundial de Italia-90, deseé que los leones indomables dirigidos por el fantástico Roger Milla ganaran el partido veinte años después. ¿Por qué la magia de la televisión no podría ignorar el penalti transformado por Lineker que evitó que la selección de Camerún se plantara en los cuartos de final de un Mundial? ¿Por qué no confiar en la justicia poética en diferido? ¿Por qué no…? Pues porque no. Camerún-2, Inglaterra-3. No hay magia. No hay justicia. Pero en aquel Mundial de Italia, Camerún y el fútbol africano se ganaron el derecho no sólo a que, veinte años después, muchos confiáramos en que la magia televisiva hiciera que Lineker fallara el penalti decisivo, sino también el derecho a soñar con un equipo africano en la final del Mundial de Sudáfrica.

El Camerún de Eto´o no tiene que presentarse ante los aficionados al fútbol. Y eso, en el fútbol y en el mundo del espectáculo, es mucho. El gran actor Gregory Peck llegó en una ocasión a un restaurante que estaba hasta los topes. Como no había ninguna mesa libre a la vista, la acompañante del actor le sugirió que dijera quién era (un tipo que había ganado un Oscar por su interpretación en “Matar a un ruiseñor”, por ejemplo). Pero Peck respondió de la siguiente manera: “Si tienes que decirles quién eres, no eres nadie”. En el abarrotado Mundial de Sudáfrica, con todas las mesas de los favoritos ocupadas por selecciones como la de España, Italia, Argentina o Brasil, los cameruneses entrarán en competición y no tendrán que pasar por la humillación de tener que decir quiénes son. Otra cosa es que la mesa que ocupen esté cerca de la orquesta o al lado de los baños.

Dentro de veinte años, Belén Esteban, Jorge Javier Vázquez, Kiko Hernández, Karmele Marchante y todos los actuales titulares de la selección de la telebasura entrarán en un restaurante atestado y tendrán que decir quiénes son. Es decir, no serán nadie. Serán como usted o como yo. Gregory Peck y Eto´o ocuparán las mejores mesas y Belén Esteban, usted y yo nos haremos compañía mientras esperamos una mesa libre. Pero es probable que a Belén se le escape una lágrima.

1 comentario:

No soy Etoo dijo...

Ojalá pudiera algún día compartir mesa con Etoo y Belén Esteban (Peck ya no está con nosotros). Vaya tertulia. Y vaya regate, el artículo. Y termina en gol a belén y a todos esos.