12 marzo 2010

LIMONADA DE FAMOSOS

El ser humano continúa su avance. Una nueva frontera ha sido traspasada, un límite hasta ahora insuperable ha sido destrozado. Se pensaba que por debajo del chiste de aquel perrito perdido que respondía al nombre de “Mistetas” no había vida, era el cero absoluto en el que los músculos de la cara permanecían impasibles, los ojos perdían su brillo y los átomos del humor quedaban sin movimiento browniano y dejaban de moverse ni un tantito. No era así. Un nuevo programa de televisión ha descubierto una fórmula revolucionaria capaz de tomar cualquier chiste, por muy malo que sea, y hacerlo aún peor. Semejante logro salió de los laboratorios de I+D+I de Telecinco, así que pónganse en lo peor.

La idea es perversamente sencilla y eficaz: famosear los chistes. La sabiduría popular dice que si la vida te da limones, hagas limonada, pero a Telecinco esto no le basta. Cuando Telecinco tiene limones hace famosos al limón, limonada de famosos o gelatina de famosos con rayadura de limón. Así que cuando decidió hacer un programa de chistes para las tardes de los domingos que se llamara “¡¡Al ataque!!” y durara tres horas, la primera sección que se le ocurrió fue “Cosas de famosos” y consiste en eso que se están temiendo: contar los mismos chistes de toda la vida, pero incluyendo a los famosos con calzador.

Por si no fuera poco, la lista de famosos con la que trabajan en “¡¡Al ataque!!” es tan delirante que incluye a Isabel Pantoja, Zapatero o el oso Yogui. Allá ustedes, pero si un domingo de éstos no tienen nada mejor que hacer que traspasar una frontera, pueden hacerlo. Pueden ver cómo un cuentachistes de esos que rezuma gracejo por los cuatro costados pone la voz del oso Yogui para contar el chiste ese de cuando Isabel Pantoja perdió a su perrito y le preguntó a Zapatero: “¿Has visto a Mistetas?”.