18 marzo 2010

MOVIES TV CONTRA TV MOVIES

No sé cuándo se habrán enterado ustedes de la noticia, pero yo me enteré ayer: se esá rodando la película de "Roma", la mejor serie histórica de la mejor historia de las series. Ya habíamos corrido a los cines en su momento para ver a Homer Simpson condenar primero y salvar después a Springfield, y habíamos escapado de los cines después para no ver el pijerío de "Sexo en Nueva York" dar un nuevo recital de vidas desperdiciadas. Ahora, dentro de unos cuantos meses que pasarán sin que nos demos cuenta, el movimiento volverá a ser centripeto hacia las megasalas de butaconas espaciosas para disfrutar como resucitados con las nuevas aventuras de Tito Pullo y Lucio Voreno en la mejor reconstrucción del Imperio Romano, -en grandiosidad de los escenarios y en miseria de los personajes-, que nunca se ha filmado.

Excelente. Las movies tv contra las tv movies. "Los Simpson - La película" contra "Paquirri - La serie". Llevamos años sufriendo en casa un género mínimo que juega a ofrecer en formato televisivo productos que recuerdan a los formatos cinematográficos, largometrajes que finjen ser películas pero saltan a los circuitos de las televisiones privadas sin que nadie las haya visto en ninguna sala de cine. Pongan Antena 3 o Telecinco durante la tarde de cualquier fin de semana y sabrán de lo que les hablo. Ahora que la ficción televisiva ha derrotado abrumadoramente a la ficción cinematográfica ha llegado el momento de proceder a la invasión de los propios espacios en donde antaño gobernaron líderes como Humphrey Bogart, Steven Spielberg o Charles Chaplin. La movie tv de "Roma" tiene que ser sólo la antesala de las movies tv de "C.S.I.", "Padre de familia" y "Cómo conocí a vuestra madre". Y, claro, todas estas movies tv deberán preparar el camino para "House - La película": todo el Princeton-Plainsboro Hospital contagiado de una extrañísima enfermedad que el doctor Gregory House deberá diagnosticar con ayuda de su equipo. Del siglo I a.C. al siglo XXI, del Lacio a New Jersey sin dejar de comer palomitas.